Kwema

Por: Ximena Leyva

Los wearables son dispositivos que desde hace algunos años se están integrando en el día a día de las personas con distintos usos. Algunos sirven para realizar monitoreos constantes de salud mientras otros cumplen la función del ocio e incluso se espera que otros se enfoquen en ser un aliado importante para aquellas personas que se encuentren en alguna situación de peligro.

Actualmente la violencia de género es una tema que se está haciendo notar en México, la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares asegura que 63 de cada 100 mujeres de 15 años o más han padecido de algún incidente de violencia a lo largo de su vida.

Se estima que en los últimos 25 años ocurrieron más de 35,000 defunciones de mujeres con presunción de homicidio, asimismo datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelan que el 64% de las mexicanas sufren de violencia severa.

Debido a estos porcentajes de violencia, el sector tecnológico está innovando soluciones para tratar de erradicar la violencia de género o al menos hacer que las mujeres se sientan seguras.

Te puede interesar: Wearables y apps que conectan usuarios con doctores

Tal es el caso de Kwema, un brazalete inteligente de seguridad personal que cuenta con un botón de pánico para evitar que las mujeres sean víctimas de cualquier tipo de violencia.

Ali Jabry, COO de Kwema comentó a Expansión que este dispositivo es solicitado por varias personas que se quieren sentir seguras: “Mucha gente quiere nuestro producto, tanto hombres como mujeres, ha sido interesante escuchar a las personas que quieren nuestro brazalete”.

Kwema

Este wearable fue desarrollado como un instrumento para ayudar principalmente a las mujeres en situaciones de peligro y hasta el momento alrededor de 10,000 usuarios lo utilizan a nivel global.

Kepa Sagastabeitia ,CEO de Zerintia Technologies, aseguró que este tipo de dispositivos wearables van a ser más utilizados para monitorizar personas con diferentes características, por ejemplo “ desde personas mayores o frágiles”,además comenta que ya se están monitoreando caídas o factores biológicos a través de estos dispositivos y de la misma manera se aplicarán en ámbitos como violencia de género y seguridad laboral.

“Hablamos de los mismo, monitorizar personas, ponerle utilidades como botón de pánico, geoposicionamiento y que en tiempo real serán monitorizadas de forma pasiva o activa sobre situaciones anómalas”, dijo.

Uno de los objetivos de Kwema es empoderar a la mujer para que no se sienta insegura en los lugares donde se desenvuelve, así como educar a la comunidad para que hagan conciencia de las situaciones actuales que se están afrontando.

El mercado de los wearables se va a ir especializando para atender las necesidades y matices que pueden tener cada uno de los casos de uso “en la parte de violencia de género tal vez evolucionen con mayor discreción y accesibilidad, para que de manera inmediata y pasiva el usuario pueda actuar. Es previsible que evolucione a una mayor monitorización activa para que el usuario no tenga que hacer nada”, estableció el CEO de Zerintia Technologies.

¿Cómo funciona?

El brazalete Kwema funciona a través de una aplicación instalada en un smartphone conectado a través de bluetooth, al apretar el botón de pánico durante tres segundos, se envía una notificación de auxilio a familiares o amigos que hayan sido seleccionados como contactos de seguridad de la posible víctima. La alerta que emite este wearable no se detiene y en el dado caso que los agresores enciendan el teléfono de la víctima se vuelve a emitir la señal.

De acuerdo con Ali, lo que hace diferente a Kwema en comparación con otros botones de pánico, es que este dispositivo es discreto e inmediato “sacar el teléfono resta tiempo que puede ser de vital importancia. Es como un smartwatch pero la ventaja es que no consume mucha batería”.  

 

Kwema

Lee más: Tec de Monterrey publica protocolo contra violencia de género

Este proyecto cuenta con diferentes niveles de alertas, en el primero se encuentra la familia, mientras en el segundo está anclado con empresas de seguridad privada para auxiliar a las víctimas.

Aunado a ello, el CEO de Zerintia Technologies cree que puede haber la posibilidad de que los servicios de seguros extendidos brinden este tipo de beneficios.  En este sentido, Kwema está realizando alianzas con empresas privadas que sigan protocolos de seguridad para brindar pólizas o seguros cuando haya temas de secuestro.

Actualmente el brazalete que opera en Estados Unidos, Chile, Panamá y Brasil no ha tenido registro de violaciones o secuestro, pues solamente han prevenido situaciones de violencia doméstica.

Datos de Statista establecen que en 2017 en cuestión de pulseras inteligentes se vendieron alrededor de 36 millones de unidades, mientras en la categoría de relojes inteligentes fueron distribuidos 41,5 millones de unidades.

Lee: Este instrumento es capaz de medir la intensidad de la violencia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre