computación cuántica
Un hombre toma una foto de un modelo de la computadora cuántica IBM Q System One durante el CES 2020 en Las Vegas, Nevada, en Estados Unidos. (Foto: Steve Marcus / REUTERS)

Con el confinamiento por el SARS-CoV-2, también crecieron los ciberataques. Según diferentes empresas especializadas, el aumento fue de entre 62 % hasta un 800 % de los delitos que se cometen a través de internet. Con la llegada de la computación cuántica –que se puede aplicar en movilidad o atención médica– se prenden nuevas alertas, porque no se está preparado para el reto.

Aunque es un tema que se ha trabajado durante años, la computación cuántica está tomando relevancia a partir del interés de Google por ella. Desde 1982, Richard Feynman, físico estadounidense ganador del Premio Nobel en 1965, propuso a la mecánica cuántica como la base de las nuevas computadoras.

La computación cuántica revolucionará los programas de estudio

Un nuevo proyecto

En efecto, las computadoras cuánticas existen. “Google está desarrollando una computadora cuántica. Es muy probable que ese servicio en realidad viva en el data center de un proveedor muy grande”, explica Víctor Vázquez, ingeniero de preventa en Check Point, una compañía de soluciones de software.

La ventaja de las computadoras cuánticas es que pueden resolver problemas miles de veces más rápido que las actuales. Incluso, aceleran el hallazgo de números primos, usados en procesos de cifrado para ciberseguridad.

“Tiene aplicaciones potenciales que van desde la movilidad hasta la atención médica. Pasando por  áreas como: seguridad informática, biomedicina, así como el desarrollo de nuevos materiales y la economía. Todo esto puede verse revolucionado por los avances en la computación cuántica”, señala Avesta Hojjati, jefe de Investigación y Desarrollo en DigiCert.

Una amenaza en ciernes

Aunque el poder de las computadoras cuánticas es su capacidad exponencial de resolver problemas y ejecutar órdenes, también representa un riesgo. Su capacidad puede ser usada para vulnerar, por ejemplo, sistemas bancarios. Como amenaza, incipiente y potencial, no escapa al escrutinio de los especialistas en ciberseguridad.

“Aún no existe evidencia de una vulneración. Sin embargo, según una encuesta de DigiCert: un 55 % de los profesionales de tecnologías de la información mencionan que la computación cuántica es una amenaza muy significativa en términos de seguridad en la actualidad”, añade Hojjati.

Hay una buena razón para que la computación cuántica usada por ciberdelincuentes sea apenas un bosquejo.

Solo las empresas grandes pueden tener una computadora cuántica. Deben tener un mecanismo de aislamiento. No es como tu PC. Debe estar en un cuarto oscuro para que no haya interferencia de la luz. Ser un sitio con vacío, como en el espacio”, dice Vázquez.

El lugar especializado debe cumplir con un aislamiento total, capas de protección en el edificio para evitar interferencias electromagnéticas puede tener en funcionamiento una computadora cuántica.

Aunque no sea fácil tener una computadora cuántica, el error de acceso a su información y procesos sí puede ocurrir.

“La verdadera amenaza es que los adversarios recopilen los datos cifrados hoy y luego utilicen computadoras cuánticas para descifrarlos”, dice Hojjati.

Computadoras cuánticas de Google e IBM son muy especiales, pero finalmente son operadas por personas. Un factor crítico de seguridad. “Así como alguien se puede meter en una red de servidores o en tu computadora sin que te des cuenta, alguien podría entrar de manera oculta hacer ese hacer uso de esa computadora. Eso es lo que ahorita nos podría preocupar”, dice Vázquez.

Google alcanza la supremacía cuántica; así es como lo logró

Recomendaciones para evitar vulneraciones

Las sugerencias de especialistas no están de más al momento de mantener la seguridad de nuestras operaciones digitales. En el caso de la computación cuántica, DigiCert señala que se debe tomar en cuenta:

Que la empresa conozca el riesgo y establezca un modelo de madurez de criptografía cuántica.

Comprender la importancia de la cripto-agilidad en su organización y establecerlo como una práctica central

Trabaje con los principales proveedores para establecer las mejores prácticas de certificados digitales.

Mantenerse a la vanguardia rastreando el progreso de la industria de la criptografía post cuántica (PQC).

 

Te puede interesar: Cómo encontraron la forma de salvar al gato de Schrödinger

Así funciona la computación cuántica

En la computación clásica, la que usas para leer esta nota, la unidad básica de intercambio de información es el bit. Solo tiene dos valores, 0 y 1. En tanto, en la computación cuántica la unidad básica es el qubit, que tiene superpuestos los valores 0 y 1. Es decir, ambos valores funcionan al mismo tiempo.

“Conforme fue avanzando la tecnología, las grandes computadoras se fueron haciendo cada vez más pequeñas. Hace cerca de 10 años se encontraron con la limitante de que ya no se pueden hacer los circuitos más pequeños”, señala Vázquez.

La reducción del tamaño de los circuitos llegó hasta a trabajar con los átomos mismos, la unidad más pequeña de la materia. “En lugar de manejar unos y ceros, la computación cuántica maneja probabilidades”, agrega.

En algunas empresas, las computadoras cuánticas tienen aplicaciones potenciales para resolver temas de salud.

“Un ejemplo de sus beneficios es el modelado sobre células cancerosas, ayudan esencialmente a acelerar el proceso de su identificación. El sector salud se beneficiará del desarrollo de nuevos fármacos y tratamientos genéticamente personalizados, así como en la investigación del ADN”, señala Hojjati.

Aunque mal comprendida, la física cuántica puede tener usos potenciales enormes. Pero también es un  término del que se abusa para crear confusión. “La mecánica cuántica tiene muy mala fama. Es una parte de la física que nos explica cómo funcionan las cosas muy chiquitas. Los átomos, las moléculas y las partículas elementales”, dice Miguel Alcubierre, físico teórico y ex director del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sin embargo, Alcubierre considera que la divulgación de la física o mecánica cuántica no ha sido adecuada. Tampoco es fácil de comprender, pues el comportamiento de las partículas se trata de probabilidades.

“La gente usa la palabra cuántico para cualquier cosa que no entienda. No hemos sabido divulgar adecuadamente la mecánica cuántica y la gente lo usa para inventar cosas como la existencia de las almas. No va por ahí”, lamenta el físico.

Recomendamos: Físicos del MIT y Harvard se acercan a la creación de lightsabers reales

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre