¿Qué comer y qué no comer para salvar al mundo?
iStock

No solo por su propio bienestar, sino por el del planeta, el ser humano debe modificar sus hábitos alimenticios hacia dietas más saludables.

Así lo advierten la fundación internacional EAT y el grupo editorial The Lancet, con sedes en Londres, Nueva York y Pekín, en un estudio desarrollado en conjunto y recientemente publicado por el segundo.

“Si no pasamos a la acción, el mundo corre el riesgo de no cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París”, destaca la investigación. “Los niños de hoy en día heredarán un planeta severamente degradado y donde una buena parte de la población sufrirá cada vez más de desnutrición y enfermedades prevenibles”.

De acuerdo con este trabajo, las dietas poco saludables representan hoy un mayor riesgo para la morbilidad y la mortalidad de nuestra especie.

Al mismo tiempo, agrega, su producción amenaza la estabilidad climática así como la resiliencia del ecosistema y constituye el mayor impulsor de degradación medioambiental y transgresión de los límites de nuestro planeta.

¿Qué comer y qué no comer para salvar al mundo?
Comisión EAT-Lancet

“En conjunto, el resultado es grave. Se necesita urgentemente una transformación radical del sistema alimentario global”, destaca el documento.

En este sentido, el estudio de EAT y The Lancet propone:

  • La búsqueda del compromiso internacional y nacional para cambiar hacia dietas saludables
  • Reorientar las prioridades agrícolas para pasar de la producción de grandes cantidades de productos a la de alimentos saludables
  • Intensificar de forma sostenible la producción de alimentos de alta calidad
  • Una gestión firme y coordinada de la tierra y los océanos
  • La reducción de la pérdida y desperdicio de alimentos

Todos podemos poner un ‘grano de arena’ para que estas propuestas se hagan realidad, sin embargo, el mejor camino para ayudar a nuestro planeta y, al mismo tiempo, ser más sanos es modificando nuestros hábitos alimenticios.

La dieta para salvar al mundo

El informe de EAT y The Lancet describe las dietas saludables como aquellas que “tienen una ingesta calórica óptima y consisten principalmente de alimentos de origen vegetal, bajas cantidades de alimentos de origen animal, contienen grasas insaturadas en lugar de saturadas y cantidades limitadas de granos refinados, alimentos altamente procesados y azúcares añadidos”.

¿Qué comer y qué no comer para salvar al mundo?
Comisión EAT-Lancet

Para ayudar a los consumidores a comprender mejor esta definición, el documento muestra estos ejemplos de platillos que formarían parte de “una dieta de salud planetaria”:

¿Qué comer y qué no comer para salvar al mundo?
Comisión EAT-Lancet

“Esta es una dieta flexitariana que se basa principalmente en alimentos de origen vegetal pero que opcionalmente puede incluir cantidades modestas de pescado, carne, y productos lácteos”, agregan el estudio.

¿Qué comer y qué no comer para salvar al mundo?
Comisión EAT-Lancet

EAT y The Lancet asegura que “es posible y necesario alimentar a 10,000 millones de personas con una dieta saludable dentro de los límites planetarios seguros para la producción de alimentos en 2050”.

Añade que su investigación “demuestra que la adopción universal de una dieta de salud planetaria ayudaría a evitar la degradación ambiental grave y evitaría aproximadamente 11 millones de muertes humanas al año”.

Para ver el documento completo da clic aquí.

¿La Tierra es más verde que hace 20 años? Descúbrelo aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre