Personas que iban y venían, flashes de turistas que deslumbraban, ajetreo, ruido y algarabía. De pronto, todo se detuvo, la gente desapareció. La pandemia del coronavirus convirtió los principales monumentos turísticos en espacios fantasma.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre