EFE

Por: Laura Ortiz Zúñiga

Caletilla, Hornos, Suave, Carabalí y Manzanillo, en Acapulco, Guerrero son playas no aptas para uso recreativo, de acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pues exceden el índice de estreptococos y enterococos fecales por cada 100 mililitros de agua.

La Cofepris analizó el agua de mar de 273 playas, de 17 estados costeros, que incluyen los principales destinos turísticos del país y esto arrojó como resultado que la mayoría, 268 son aptas para uso recreativo.

Para que una playa sea apta para el turismo recreativo no debe tener más de 200 estreptococos y enterococos fecales por cada 100 mililitros de agua (NMP/100 Ml), según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los contaminantes naturales y humanos del agua pueden afectar la calidad de las playas turísticas o las lagunas costeras y convertirlas en no aptas para nadar, pescar o realizar actividades recreativas y deportivas. El cambio de clima también puede afectar las condiciones de seguridad para nadar en cualquier playa, y puede variar su calidad ambiental a lo largo del día, o entre uno y otro día, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

¿Qué causa la contaminación de las playas?

Aunque la contaminación en las playas también se debe a actividades humanas, los fenómenos naturales como mareas rojas, lluvias intensas, huracanes y cambios climáticos inesperados también contribuyen.

El exceso de lluvia durante las tormentas afecta a las playas cuando el agua de zonas interiores busca su salida al mar y esto sucede por su capacidad para acarrear materiales orgánicos naturales, basura doméstica y otros desechos, además de residuos abandonados en las calles pavimentadas, como gasolinas y aceites automotrices, según la Semarnat.

Otros contaminantes llegan a las playas provenientes de diversas actividades desarrolladas cerca de ríos, mares y lagunas, como:

  • Fertilizantes o plaguicidas utilizados en zonas agrícolas
  • Derrames de fosas sépticas, plantas de tratamiento o alcantarillados
  • Residuos de granjas avícolas o porcícolas
  • Residuos de recubrimientos arquitectónicos (impermeabilizantes y pinturas)
  • Residuos comestibles arrojados al mar por restauranteros que no cuentan con infraestructura para eliminar sus desechos.
  • Ayuda a mantener las playas limpias

Si ya tienes todo planeado para pasar tus vacaciones de verano en alguna playa mexicana, también es tu responsabilidad como turista mantenerlas limpias.

“No supongas que los del hotel o los del municipio recogerán la basura al terminar el día o a la mañana siguiente; puede ser que el mismo mar, otros turistas, la lluvia o hasta los perros dispersen tu basura en la playa y el mar antes de que los servicios de limpia lleguen a recogerla”, insta la Semarnat.

Si te estás divirtiendo con tu familia y llevas alimentos o bebidas a la playa no dejes los envases y desperdicios tirados o enterrados en la arena ni los avientes al mar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre