Envato elements

Por Laura Ortiz Zúñiga

Dormir es una parte fundamental de la vida diaria, ya que además de descansar por todas las actividades que realizamos a lo largo del día, es la oportunidad para el cerebro de ‘resetearse’ y dar un profundo mantenimiento a las funciones vitales para empezar con un nuevo día.

Un joven adulto debe dormir un promedio de 7.5 horas, aunque esta cantidad puede variar, pues depende de factores internos del organismo, mientras que un niño de preescolar puede dormir entre 11 o 12 horas y un adulto mayor, entre 5 y 6 horas, según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos (NSF, por sus siglas en inglés).

¿Sientes que cuando no duermes lo suficiente te falla la memoria, pones poca atención o concentración? Esto se debe a que tu cerebro no pudo trabajar de manera óptima para realizar las siguientes funciones:

1Limpiar la ‘basura’

El cerebro tiene una función de limpieza que elimina todos los desechos metabólicos que resultan de las actividades del día durante el sueño. Si una persona no duerme lo suficiente o si la calidad del sueño no es adecuada, el cerebro se va a encontrar en medio de una serie de desechos metabólicos que le impiden funcionar muy bien, según el doctor Gustavo Román, profesor de Neurología del Hospital Houston Methodist y de la Universidad de Cornell en Nueva York.

Los ‘desechos’ que genera el cerebro circulan a través del líquido cefalorraquídeo, el cual se bombea más rápido por todo el cerebro mientras dormimos. Éste elimina los productos de desecho como los detritos moleculares que producen las células cerebrales y las proteínas tóxicas que pueden conducir a la demencia con el paso del tiempo.

2Asegura lo que aprendiste en el día

El cerebro restaura información que descuidaste durante el día, por ejemplo, la contraseña que prometiste recordar. Los expertos llaman a esto consolidación, y es importante para protegerse contra una mayor pérdida de información, así como para aumentar la capacidad de aprendizaje mientras estás despierto, incluso puedes mejorar tus habilidades lingüísticas y la coordinación, de acuerdo con la NSF.

3Almacena los recuerdos importantes

Esto se enfoca principalmente a las emociones, pues tu cerebro elige y mejora las experiencias que son valiosas para tu memoria. Por ejemplo, el día de tu graduación. Este proceso también desecha los recuerdos que no son tan importantes, por ejemplo, algún suceso vergonzoso.

4Te ayuda a mantener la cronología correcta

El cerebro reproduce los recuerdos de sus tareas diarias y ayuda a restablecer el orden en que ocurrieron. Esto sucede durante la fase de movimientos oculares rápidos (REM, por sus siglas en inglés). Es como si miráramos una película que está transcurriendo durante el sueño. Además, se organizan las memorias para que cuando busques esa información, el cerebro sepa dónde está. La falta de sueño no permite que se clasifiquen o se archiven las memorias y es por esto que se te olvidan o tardas en recordarlas.

5Te bloquea para que no ‘actúes’ tus sueños

En la etapa más profunda del sueño, la parte de tu cerebro que es responsable de transmitir los impulsos nerviosos a través de la médula espinal, envía un mensaje para apagar las neuronas motoras, causando parálisis temporal. Así no tratarás de recrear las historias que pasan por tu mente cuando estás dormido.

También puedes leer: 

La calculadora que te dice cuánto tienes que dormir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre