iStock

Decenas de grupos de investigadores de diversos países trabajan contra reloj para desarrollar una vacuna y otros tratamientos para el nuevo coronavirus, aunque primero, hay que escudriñar qué  tipo de virus es y determinar por ejemplo su estructura molecular exacta.

Para lograrlo, China, Estados Unidos y España son solo algunos de los países que trabajan para realizar una vacuna contra un coronavirus nuevo que, según los últimos datos, ya ha contagiado a 24,613 personas en China, de los cuales se reportan 494 fallecidos.

El desarrollo de vacunas podría ser rápido y ocurrir en distintos lugares del mundo, aunque de momento no existen antivirales específicos contra este virus y los científicos solo han podido desarrollar vacunas contra coronavirus capaces de infectar exclusivamente a animales, como los cerdos.

Lee: Sigue en tiempo real los casos de coronavirus en el mundo

“El diseño de la vacuna y las primeras pruebas en animales de experimentación serán rápidas”, dice Luis Enjuanes, científico español del departamento de Biología Molecular y Celular en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) en Madrid. No obstante, la aplicación en humanos es otro reto.

Triada de coronavirus

Los tres coronavirus que han provocado infecciones importantes en humanos son el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), el síndrome agudo respiratorio severo (SARS) y este nuevo, detalla por su parte Josep Guarro, catedrático emérito de la Universitat Rovira i Virgili de Cataluña, quien afirma que para lograr una vacuna contra este último hay que saber más cosas, como su estructura molecular exacta.

“Conociendo la secuencia del genoma viral podemos hacer varios prototipos de vacunas y analizarlas en modelos animales. Esta experimentación solo puede hacerse en laboratorios de contención y alta seguridad”, señala Mariano Esteban, también del CNB.

Este miércoles, científicos británicos han revelado estar en disposición de probar en animales una posible vacuna y en China se puso en marcha el lunes un ensayo clínico con un medicamento que ha demostrado cierta efectividad contra el coronavirus en un paciente infectado en Estados Unidos.

La comunidad científica no se detiene

Desde que se conocieron los primeros casos de infectados en la ciudad china Wuhan, la comunidad científica se afana por comprender un virus que causa una grave enfermedad respiratoria y cada vez son más los artículos publicados. Según datos de la revista Nature, hasta el 30 de enero se publicaron más de 50 trabajos en inglés.

Lee: El Tec ofrece consejos e información de prevención del coronavirus

Además, más de 80 revistas, sociedades científicas u organizaciones que financian estudios han decidido compartir rápida y de manera gratuita los hallazgos relacionados con este brote.

La pasada semana, en la revista The Lancet, un grupo de investigadores de la Universidad de Shandong y de la Academia de Ciencias Médicas de esta provincia, publicaba sus conclusiones después de examinar muestras tomadas a diez pacientes con neumonía.

Los resultados mostraron secuencias genéticas en las muestras casi idénticas y que el coronavirus se originó en una sola fuente, en un período muy corto y que fue detectado con relativa rapidez.

Para los autores, a medida que el virus se vaya transmitiendo a más individuos irán surgiendo mutaciones que “necesitarán de una vigilancia constante”.

*Con información de EFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre