Por: Jansel Jiménez

Por considerarla contraria a la ciencia y necia ante las evidencias, funcionarios de la UNAM se pronunciaron en contra de la perspectiva que Donald Trump tiene sobre el cambio climático.

“El pensar que el cambio climático es un invento de los chinos, no es algo muy inteligente de decir, lo cual muestra una actitud poco científica de quien va a tomar el asiento más importante en Estados Unidos”, dijo José Franco, director general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, durante la inauguración de la exposición fotográfica El cambio climático ya está aquí, en la explanada exterior del museo Universum, en Ciudad Universitaria.

Es preciso destacar que la opinión del magnate estadounidense sobre este tema ambiental se ha mantenido igual desde antes de que participara formalmente en política partidista de su país.

“El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos, para hacer no competitiva la manufactura de Estados Unidos”, tuiteó Donald J. Trump, en 2012.

Franco, quien también es doctor en física por la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, consideró como parte de un “panorama difícil” que el presidente electo de la Unión Americana haya propuesto para dirigir la Agencia del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) “a una persona (Scott Pruitt) que tampoco cree en el cambio climático”.

Te interesa: El paper de Obama que va poner ‘verde’ a Trump

Pruitt, notable negacionista del cambio climático, en meses recientes ha dirigido una demanda legal de 28 estados norteamericanos contra la EPA para detener el Plan de Energía Limpia (Clean Power Plan) desarrollado por Barack Obama en el sentido de aminorar la influencia de la contaminación en el calentamiento global.

Durante la inauguración de la exposición itinerante patrocinada por National Geographic y la embajada de Canadá en México, William Lee Alardín, coordinador de Investigación Científica de la UNAM, también expresó su rechazo a la visión ambientalista del próximo mandatario de la nación más poderosa del planeta.

“Creer que el cambio climático es un invento de los chinos, o sea un cuento chino, no es algo muy inteligente de acuerdo con los datos que se tienen. Algo muy importante es que los datos son los datos, no debería haber manera de refutar eso”, dijo quien, al igual que Franco, es doctor en Física por la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos.

En el contexto nacional, Lee dijo que el Centro de Cambio Global y Sustentabilidad en el Sureste, el cual es una iniciativa conjunta de la UNAM y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, ya está enfocado en revertir los efectos que el cambio climático ha tenido particularmente en la cuenca del río Usumacinta.
“Si miran un mapa, una fracción no despreciable de Tabasco está a nada de estar sumergida. Entonces estos problemas ya son bastante inmediatos, son reales, no hace falta que nadie nos venga a decir si son un cuento o no, están ahí, y requieren de acciones, que tienen que ver con el uso racional de la energía y la innovación en energía”, dijo.

Crear tecnologías que hagan más eficiente el consumo de combustibles fósiles e impulsar el uso de energías solar y eólica son algunas de las soluciones que, de acuerdo con Lee, reducirían el calentamiento global provocado por la contaminación de la industria y los automóviles.

Te puede interesar: El ‘muro de Trump’ provocaría un desastre ambiental

Finalmente, según el científico, el problema de fondo está en un peculiar grupo de personas que últimamente se ha negado a aceptar evidencias científicas y actuar consecuentemente. Esta omisión podría afectar severamente el equilibrio del planeta.

“La Tierra está en peligro porque se está desarrollando una cepa de una subvariante de seres humanos, que es resistente a los hechos. Y es cierto, y es broma y no es broma, es la parte preocupante”, ironizó Lee.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre