Tres avances que mejorarán la vida de personas con VIH/sida
International AIDS Society/Jordi Ruiz Cirera/Panos Pictures

Muestras de sangre tomadas a tres personas distintas en la República Democrática del Congo entre 1980 y 2001 permitieron clasificar la nueva cepa VIH-1 Grupo M subtipo L, informó el laboratorio estadounidense Abbott.

Lineamientos emitidos por científicos en 2000 indican que para identificar nuevas mutaciones del virus de inmunodeficiencia humana es necesario que se presente en al menos tres casos de forma independiente. El subtipo L es el primero que se clasifica bajo esta normatividad y el décimo del Grupo M, considerado la forma más frecuente del virus VIH-1.

Por esta razón, Mary Rodgers, principal científica de la investigación, confía que los actuales medicamentos antirretrovirales funcionen en la cepa recién identificada. Indicó que la secuencia de la mutación estará disponible para toda a comunidad de investigadores con el fin de evaluar su impacto en las pruebas de diagnóstico, tratamientos y posibles vacunas.

Conoce cuáles son los países latinoamericanos con más contagios de VIH

El laboratorio consideró que el avance fue posible gracias a la tecnología de secuenciación de próxima generación, la cual permitió a los científicos construir un genoma completo a mayor velocidad y menor costo. 

La tercera muestra de la cepa se recolectó hace 18 años, pero fue difícil de secuenciar por las limitaciones técnicas de la época.

Rodgers opinó que el descubrimiento “nos recuerda que para poner fin a la pandemia del VIH debemos seguir adelantándonos a este virus y usar los avances en tecnología y recursos para comprender su alcance completo.

Con información de la agencia AFP.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre