iStock

Con la finalidad de ofrecer un producto a bajo costo y no invasivo para la población que padece edema macular, científicos del Tecnológico de Monterrey desarrollaron un fármaco oftálmico que promete sustituir a las inyecciones para tratar el padecimiento.

El edema macular es una inflamación del ojo que puede provocar la pérdida de la vista. Esto ocurre cuando los vasos sanguíneos de la retina tienen escapes de fluido, lo que afecta a la mácula, la parte del ojo que se encarga de la visión central de la retina y la visión fina de los detalles, la que nos permite leer y reconocer rostros de las personas.

Lee: ¡Hasta la vista! crean gotas para corregir la visión

“Patologías como la retinopatía diabética, las oclusiones vasculares o una cirugía de cataratas hace que se acumule, que la permeabilidad de los capilares que están ahí presentes se altere y se libere líquido”, explicó en entrevista con Tec Review, el Doctor Arturo Santos García, decano de la Escuela Medicina y Ciencias de la Salud, Región Occidente, del Tecnológico de Monterrey.

“El edema macular es la causa más frecuente de discapacidad visual irreversible”, afirmó. De acuerdo con investigador, el edema macular actualmente se trata con medicamentos que son administrados directamente al interior del globo ocular mediante una inyección.

“El problema de esas inyecciones es que debemos programarlas una vez al mes, éstas se administran con una cantidad mucho más alta de la necesaria para que dure su efecto (…). Si un paciente desea su visión o su mácula funcionando adecuadamente tiene que recibir aproximadamente 10 inyecciones en un año”, compartió.

Además de ser un método invasivo y costoso, el medicamento que se administra en cada una de las inyecciones tienen un costo cercano a los $18,000 pesos, apunto el especialista. 

“Esto hace que el acceso al tratamiento sea muy limitado. Muchas personas no cuentan con suficientes recursos económicos, por lo que no pueden optar por esta alternativa. Además del costo de las inyecciones, también se requiere capital humano e infraestructura especializada”, subrayó Santos García.

Este proyecto, de seis años de investigación, tiene como finalidad lograr un fármaco instilado o administrado de manera tópica como cualquier otro colirio (en gotas) que penetre al interior del globo ocular y alcance concentraciones terapéuticas.

Barreras para la administración ocular de fármacos y diferentes vías de aplicación. (1 Tópico, 2 Subconjuntival / Subtenón, 3 Intravítreo, 4 Peribulbar, 5 Retrobulbar).

“El tratamiento podrá ser utilizado de manera primaria o como un coadyuvante, es decir, habrá casos en donde el paciente se administre una inyección e inicia el tratamiento con estas gotas y, en lugar de requerir 10 inyecciones al año, probablemente requiera sólo una o dos. Puede ser utilizado como tratamiento primario o terapia coadyuvante”, explicó el investigador del Tec.

Este desarrollo cuenta con patente otorgada en Taiwán, en Rusia y en Japón, también se encuentra en un proceso de la Patent Cooperation Treaty (PCT) y está en evaluación en otros países incluido México.

Para el 2019, se tiene contemplado la generación de un producto que ya pueda estar a la venta para la población.

Por si no lo viste: Mexicanos hallan la fórmula para curar carnosidad en ojos

El desarrollo de este fármaco fue reconocido en el marco de la 49 edición de Congreso de Investigación y Desarrollo, organizado por el Tecnológico de Monterrey, como uno de los cinco proyectos que transformarán a México.

“Nos sentimos muy honrados con el reconocimiento, nos queda muy claro la frase de ‘investigación para transformar vidas’ o ‘investigación que transforma vidas’. Estos cinco años en los que hemos trabajado en este proyecto se ha transformado la vida de los estudiantes y los  investigadores involucrados, esperamos que próximamente la vida que se transforme sea la del paciente”, finalizó el decano. 

Te recomendamos: Los 5 proyectos del Tec que están transformando México

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre