Los nombres del físico Stephen Hawking, del bacteriólogo Alexander Fleming y de la cristalógrafa Rosalind Franklin figuran entre los 991 candidatos a convertirse en la cara del próximo billete de 50 libras esterlinas. Con la consigna “Think Science”, el Banco de Inglaterra ha invitado a la ciudadanía a presentar sus propuestas.

Mark Carney, el gobernador de la institución financiera, declaró en un comunicado: “Nuestros billetes son una oportunidad para celebrar la diversidad de los ciudadanos más destacados. Y me encantaría que el nuevo billete de 50 celebre la contribución británica a la ciencia”.

Hasta el 14 de diciembre de 2018, los interesados pudieron sugerir nombres de científicos de nacionalidad británica que hayan sobresalido en cualquier rama, con el único requisito de que estén muertos, pues de acuerdo a la normativa del Reino Unido la única persona con derecho a figurar en billetes y monedas en vida es el titular de la Corona.

En total se presentaron 227,299 nombres de personalidades de todos los ámbitos profesionales, de las cuales solo 991 cumplían los requisitos. Basándose en estos últimos, un comité designará el nombre del elegido antes del verano.

Si bien la decisión de consultar a la ciudadanía la inclusión de héroes de la ciencia en el papel moneda representa toda una novedad para el Banco de Inglaterra, no lo es la práctica de honrar a los científicos con imágenes alusivas a su vida y obra. Por eso el nombre finalmente escogido se añadirá a una ilustre lista integrada por Isaac Newton, George Stephenson, James Whatt, Matthew Boulton, Michael Faraday, Lord Kelvin, Charles Darwin y Florence Nightingale.

A diferencia de otros países, decantados por mentar a sus jefes de Estado, el Reino Unido ha procurado evitar a los políticos. Los científicos, figuras de consenso, se han beneficiado de ello.

Para un investigador, que su efigie e imágenes referidas a su legado aparezcan en la moneda de curso legal es uno de los mayores tributos que puede recibir. Un billete puede funcionar como herramienta educativa al acercar los rostros de la ciencia a los millones de personas por cuyas manos pasa, comentaba Anthony Michaelis, coleccionista alemán, en un artículo de Interdisciplinary Science Reviews.

“En el año 1988 se emitieron a escala global unos 85,000 millones de billetes nuevos, un volumen que aumentará a razón del 10 al 15 % anual”, vaticinaba el especialista. En esa fecha, “de los 10,000 diseños diferentes en circulación, quizás solo un centenar mostraba un científico y tal vez mil, un motivo tecnológico”. Michaelis identificó unos 1,300 billetes dedicados a científicos por los bancos de los distintos países a lo largo de su historia.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIA SINC

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Reino Unido lanza una moneda en honor a Stephen Hawking

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre