Foto: Juan Rodrigo Llaguno

De acuerdo con el Informe Global de Nutrición del 2015, presentado por el Instituto Nacional de Salud Pública la desnutrición perjudica a 1,5 millones de mexicanos menores de cinco años, mientras que a nivel mundial, 50,000 niños mueren semanalmente por esta problemática, debido a la falta de proteínas en su alimentación.

Ante esta situación, en 2013, el Tecnológico de Monterrey, FEMSA y Dharma Capital unieron fuerzas para crear el Centro de Investigación y Desarrollo de Proteínas (Cidpro),  una plataforma que tiene como finalidad crear proteínas de origen vegetal que puedan sustituir el aporte proteico de los productos de origen animal y, con ello, combatir la desnutrición y el hambre.

Lee: Amaranto, la semilla contra la desnutrición

“En México la pobreza genera dependencia a los cereales, desafortunadamente estos alimentos tienen bajo índice de proteínas y muchas calorías, lo que ocasiona desnutrición proteica”, dijo en entrevista con Tec Review, el doctor Sergio Serna Saldívar, director del centro.

En el marco del Mundial de la Alimentación, el especialista del Tec destacó la importancia de remediar las deficiencias alimenticias en el mundo desde de la investigación.

Foto: Juan Rodrigo Llaguno

“Tratamos de subsanar estas deficiencias de nutrientes a través de la biotecnología aplicada con la generación de nuevas variedades de híbridos de cereales que sean más productivos, que tengan nutrientes naturales que tradicionalmente son bajos en estos. De esa manera, podemos coadyuvar a que personas de escasos recursos no tengan estas deficiencias importantes en salud”, subrayó.

Desde su origen, Cidpro a creado siete productos ricos en proteínas. Uno de ellos es Probalance, que tiene como finalidad proporcionar proteínas y fibra dietética, ésta última permite tener menos calorías en el mismo volumen de alimento.

Por si no lo viste: Modifican agua para mejorar nutrición

“Probalance se ha probado en la elaboración de tortillas y panes a los que aporta 20% de proteínas y 50% de fibra dietética, esto genera un doble impacto en el organismo, por un lado reduces las calorías y por otro, te da la proteína que necesitas”, explicó Julián de la Rosa Millán, coordinador del área de investigación.

Los otros productos son seis proteínas bajo el nombre del Provita. Un par de estos son Provita C y C-65, que cuentan con alta capacidad de coagulación con 90 y 65% de proteínas respectivamente, las cuales son utilizadas en la combinación con la leche para la elaboración de queso y yogurt.

Foto: Juan Rodrigo Llaguno

Por otro lado está Provita S tiene el 90% de proteína y la cualidad de ser soluble, la cual fue pensada para el mercado de las bebidas y malteadas, así como la proteína TX o texturizada de soya, que se usa para sustituir la carne y además emula su color.  

Otros par de desarrollos ideal para industria de la panificación son Provita HE, que refiere a huevo entero y AB de albúmina o clara de huevo.

Te puede interesar: Empresa obtiene licencia para ‘editar genéticamente’ alimentos

Al día de hoy, el centro trabaja en tres áreas de investigación. La primera está enfocada principalmente en la proteína de soya, la cual está catalogada como un alergeno, pues ésta puede causar reacción alérgica en niños o adultos. “Eso hace que la industria prefiera utilizar otras proteínas que no tengan soya. Nosotros estamos haciendo otras proteínas con la misma tecnología pero sin soya”, compartió Serna Saldívar.

Foto: Juan Rodrigo Llaguno

Otra área en la que el equipo de investigación se encuentra trabajando es en la extracción de proteínas de leguminosas, como soya o garbanzo.

“Leguminosas que tengan propiedades viscoelásticas, como la del trigo, para sustituir a este cereal, ya que hoy en día el mercado de productos libres de gluten para persona alérgicas o que quieren adoptar dietas libres de trigo es muy fuerte”.

La tercera está enfocada en la generación proteínas con alto nivel de selenio orgánico.

“El selenio es uno de los elementos que nos protegen más contra el cáncer y el estrés oxidativo (…). Estás proteínas selenizadas puede ayudar demasiado a la población a tener una mejor expectativa y calidad de vida”, destacó el especialista.

También puedes leer: Estos súper alimentos 100% mexicanos te protegerán del cáncer

Del laboratorio al mercado

Actualmente, Coca Cola es una de las empresas que ya adoptó una de las proteínas desarrolladas en el Centro de Investigación y Desarrollo de Proteínas en sus productos, a través de su línea de productos de Del Valle Nutrivegetales, los cuales son  jugos de fruta y vegetales como apio, zanahoria y betabel, enriquecidos con el 2% de Provita S, que se caracteriza por ser soluble a líquidos.

La empresa lanzó desde diciembre de 2017 estos productos al mercado, los cuales según el especialista, han tenido una exitosa respuesta por parte de los consumidores.

“Estamos arrancando con beneficios a la población; sin embargo, vislumbro un futuro muy prometedor, ya que que he visto que los productos que comenzamos a posicionar en el mercado van por buen camino. Eventualmente, la idea es beneficiar a la gente  a través del desarrollo de estas proteínas de muy alto nivel proteico nutrimental”, concluyó.

TE RECOMENDAMOS:

¿Los alimentos pierden sus nutrientes si los calientas en microondas?

 

CON INFORMACIÓN DE LUIS ESTRADA Y DULCE PONTAZA 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre