Cibercondríacos: los nuevos hipocondríacos
iStock

(Notimex) – La cibercondría no es una enfermedad y ni siquiera un término aceptado por la comunidad médica, pero es cada vez más utilizado. Es la forma de referirse a las personas que tienen la necesidad de ‘googlear’ constantemente información sobre diversos padecimientos.

Esta búsqueda sin control se da principalmente entre individuos que tienen ansiedad por alguna enfermedad, como ocurre con la hipocondría, trastorno mental que se caracteriza por la preocupación excesiva por la salud e imaginar síntomas que no son reales.

Hilda Contreras, psicóloga clínica, explicó que el orígen de la cibercondría puede ser que el paciente, de pequeño, padeció una enfermedad larga y complicada o vivió de cerca el proceso de enfermedad grave en un familiar o persona cercana, lo que les generó temor a vivir algo similar.

Cuando está rodeado de mayor información, el individuo presta más atención a cualquier cosa que suceda en su cuerpo. Por ejemplo, puede tener una ligera sensación en el pecho y pensar que se trata de un infarto, mientras que cualquier otra persona tal vez ni tomaría en cuenta la molestia.

Mediante terapia psicológica y tratamiento psiquiátrico, las personas con cibercondría pueden tener control, para evitar que “la persona llegue a estar convencida de estar enferma y que nada la convenza de que puede estar sana”.

Hay mucha gente que busca de manera razonable información para descartar o conocer ciertos datos, y eso no hace que tenga cibercondría; el problema es cuando esta conducta de buscar datos de enfermedades en internet es excesiva, recurrente, consume mucho tiempo de la persona y no es satisfactoria, indicó la psiquiatra Martha Ontiveros.

“La persona con ansiedad por enfermedad sufre al buscar información porque, a diferencia de lo que a veces se piensa, no es que le guste sentirse mal o se invente padecimientos, sino que realmente teme estar enferma y busca a toda costa descartar un daño a su salud”, agregó.

Susana Serdán, catedrática del posgrado en psicoterapia psicoanalítica de la Universidad Intercontinental, destacó que si una persona tiene rasgos hipocondríacos sí se puede sugestionar y llegar a presentar los síntomas que leyó, pero si no hay esa tendencia no pasa nada, por mucho que se reciba información.

Los pacientes con ansiedad por enfermedad tienen una preocupación obsesiva por su salud y todo el tiempo creen estar enfermos, siendo fácil que al leer sobre cualquier síntoma se sugestionen.

Ahora, en esta era digital estas personas adquieren mayor información y, lamentablemente, no siempre son datos serios, lo que les causa aún más angustia en su vida, y a eso se agrega el rechazo y la falta de comprensión de familiares, amigos e incluso algunos médicos.

“El paciente no se lo está inventando, no está fingiendo, no miente. Él verdaderamente experimenta una gran ansiedad y preocupación que lo incapacita en su vida diaria, son pacientes que necesitan tratarse”, concluyó Ontiveros Uribe, ex presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana y del Consejo Mexicano de Psiquiatría.

Homeopatía: ¿cura o estafa? Entérate aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre