Cortesía

El reporte del Foro Económico Mundial de 2020 muestra que el mundo tecnológico es dominado por hombres. De acuerdo con sus estimaciones, a este ritmo, tardaría 99 años en cerrarse la brecha de género en este sector.

De acuerdo con cifras de la red social profesional LinkedIn del año pasado, los puestos de director de Tecnología (CTO) y de director de Operaciones dentro de una empresa son en los que las mujeres están menos representadas, pues sólo 27% son ocupados por ellas.

La poca presencia de las mujeres en el sector tecnológico también ha sido evidenciada por el National Center for Women Information Technologyque asegura que, a pesar de que en 2015 el 57% de los trabajos estaban ocupados por mujeres, en el sector éstas solo representan el 25%.

Pese a las cifras, en la industria hay casos de mujeres que se abrieron camino en grandes empresas y son role models para las siguientes generaciones de mujeres en la tecnología. Uno de esos casos es Cecilia Lozano, directora del Site de la multinacional IBM en Guadalajara.

¿Cómo llegaste a IBM?

Soy ingeniera en computación y en 1995 fue la gente de IBM a mi escuela como parte de sus programa, entré a uno de Lenguajes de programación y luego me reclutaron para ser parte del Laboratorio de Desarrollo de Software.

Me gustaba programar y me enfoqué en aprender más acerca de los procesos de desarrollo de software y productos. Eso fue lo que un año después me llevó a obtener una gerencia y fue mi primer encuentro con un ambiente de diversidad. Es una experiencia enriquecedora, sobre todo la primera vez que te dan una gerencia, porque empiezas a conocer a tus empleados y a cambiarles la opinión o prejuicios que tienen.

Primero había que romper el prejuicio acerca de que una mujer joven no iba a saber acerca de tecnología. El reconocimiento de mis compañeros de trabajo fue llegando con el tiempo.

¿Cuáles fueron los retos más difíciles que enfrentaste?

Mi personalidad es introvertida y le huyo a los escenarios, pero como parte de este proceso de ir avanzando en gerencias tuve que estar en foros abiertos y públicos, así que el primer reto fue conmigo misma porque tuve que enfrentar mis miedos a la falla y a la crítica.

Hubo situaciones en cuestión de negocio, en el tema de diversidad e inclusión porque me tenía que asegurar de tomar decisiones cuando me enteraba de situaciones donde no estaba siendo justo el desarrollo de alguna mujer dentro de la empresa.

Dos veces en mi carrera me fui de asignación y creo que ese es otro tipo de reto. Tuve que dejar a mi familia, mi casa y mi ciudad para ir a Estados Unidos por tres o cuatro años cada una. Tienes que adaptarte a otro lugar y forma de vida.

Desde tu posición, ¿cómo impulsas la incorporación de más mujeres a IBM?

Hemos reforzado las políticas que la empresa ya tiene sobre inclusión y que sea un lugar libre de acoso. También tenemos grupos de apoyo para mujeres con diferentes actividades, como mesas redondas que son para que dejemos de ver ese techo de cristal en el que decimos que no podemos o que es muy difícil crecer. Nos aseguramos de ayudar a las mujeres a impulsar su carrera y que vean que pueden crecer en IBM

Lee: ¿A las estudiantes mexicanas les interesan las carreras STEM?

¿Qué opinas de la falta de role models en el sector?

Los role models son importantes para que más niñas y jóvenes se interesen por estudiar disciplinas relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, en inglés) y una vez que terminen la carrera ofrecerles mentorías desde las compañías, para que identifiquen que hay un amplia área laboral para ellas.

Hace falta mucho más presencia de las mujeres en cuestiones de liderazgo. Hace falta ayudar y ser mentoras de otras mujeres en otras compañías. Eso puede ayudar a que no sean pocas directivas en compañías de tecnología, sino que se eleve el porcentaje.

Lee: Ada Yonath: “Los problemas son científicos, no de género”

En noviembre de 2019, IBM dio a conocer que capacitará a 550 mujeres de Latinoamérica junto con Laboratoria. Esta alianza beneficiará a incrementar la presencia de mujeres en las carreras STEM y elevar la competitividad en el mundo laboral en Brasil, México, Perú y Chile. Se espera que el 75% de estas mujeres se ubiquen en empleos de alta demanda en el área tecnológica.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre