(Photo: iStock)

Liliana Corona

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) considera a la reserva de Cabo Pulmo, en Baja California Sur, una de las “raras” historias de éxito en conservación.

En el marco del Día Mundial de los Océanos, que se celebra este 8 de junio, el Parque Nacional Cabo Pulmo es un ejemplo de convivencia de los pobladores, en un sitio considerado Patrimonio Mundial.

Sin embargo, la reserva, que fue llamada por el investigador francés Jacques Cousteau como ‘el acuario del mundo’, aún lucha contra amenazas para preservar su biodiversidad.

De acuerdo con la misma Unesco y Ramsar -la Convención sobre Humedales que proporciona el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos- existen riesgos como el crecimiento población, la pesca ilegal y el atractivo turístico de la región.

Según un documento emitido por los dos organismos, la oferta turística ha convertido a Los Cabos en uno de los polos de atracción más importantes de México a nivel internacional y, por esto, la presión por construir cerca del arrecife.

Desde 1995, Cabo Pulmo fue nombrado como Parque Nacional y en 2005 fue inscrito como Patrimonio Mundial del Golfo de California.

En 2006, el gobierno mexicano aceptó que los atractivos turísticos del municipio han auspiciado la construcción de un gran número de obras, modificando el hábitat de las tierras, construcción de muelles, paredes y embarcaderos, construcción de canales, uso de explosivos y extracción de materiales para construcción, arena y cantos.

Sin embargo, en 2011 llegó una amenaza mayor, cuando una empresa obtuvo los permisos de construcción para el gran complejo turístico conocido como Cabo Cortés.

Para preservar la vida marina de la zona, los pobladores que viven de actividades turísticas sustentables se opusieron junto con organizaciones de la sociedad civil, hasta que el gobierno mexicano detuvo oficialmente la construcción.

Cabo Cortés tendría más de 27,000 habitaciones, dos campos de golf y una marina de 490 embarcaciones.

Conservación y datos

En Cabo Pulmo, en sus 7,111 hectáreas de superficie de las cuales 99% es marina; no se permite la pesca comercial en ninguna de sus modalidades, pero sí se puede vivir del turismo, con actividades como el buceo y snorkel, cuidando los arrecifes de coral, cuenta Carlos Godínez Reyes, director del Parque Nacional Cabo Pulmo.

Durante 2019, esta reserva nacional contribuyó a la federación con 1.2 millones de pesos por derechos de ingreso.

“Cada empresa (de turismo) es monitoreada, sabemos qué empresa transporta a los visitantes, qué tipo de embarcaciones los llevan, cuántos turistas son, qué actividades hicieron”, explica Godínez.

Uno de los beneficios del turismo controlado y el monitoreo de datos que realiza la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la organización Data Mares es que han logrado acumular 10 años de información sobre las poblaciones de peces e invertebrados que han ido creciendo.

 

EL DATO: 2/3 partes del oxígeno que respiramos proviene del océano

 

Octavio Aburto, profesor del Instituto de Oceanografía Scripps de San Diego, California, Estados Unidos, explica que las estadísticas juegan un papel fundamental en el desarrollo, recuperación y conservación de áreas naturales protegidas, pues arrojan la evidencia necesaria que los investigadores utilizan para informes que sustenten la necesidad de proteger ciertos ecosistemas y cómo hacerlo.

Los fenómenos climáticos como El Niño –calentamiento superficial en las aguas del Pacífico- afectó la cobertura de coral de Cabo Pulmo entre 1987 y 1997, por lo que las estadísticas de su recuperación son cuidadosamente monitoreadas por los empleados del parque nacional.

Como la recuperación ha sido lenta, la intervención humana debe ser con mucha cautela.

“Las perturbaciones naturales son incontrolables; lo único que queda es disminuir el daño infringido a los corales por parte de los usuarios”, dice Godínez.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.  

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre