Foto: Simon Barber

Por: Gabriela Chávez

A sus 51 años, Intel, conocida por sus procesadores y por estar, literalmente, dentro de la gran mayoría de los dispositivos electrónicos en el mundo, enfrenta un nuevo reto: ¿cómo reinventar a una tecnológica madura y aprovechar las siguientes olas de innovación?

Recientemente, Bob Swan, de 59 años, tomó las riendas como director general de esta compañía y, hoy, es el encargado de contestar dicha pregunta y trazar el ABC para lograrlo.

Si bien, la firma se hizo de un nombre en el mundo de los dispositivos de consumo, advierte que sus motores serán dos: 5G –enfocado a centros de datos y al negocio de servicios de cómputo– y los autos autónomos. Swan asegura que esos objetivos son el camino para que la empresa se mantenga vigente en el ecosistema tecnológico global. Sin embargo, esta decisión no sólo viene de seguir macrotendencias, sino del análisis de la historia de la firma y su experiencia dentro del sector.

“Queremos que nuestra tecnología esté, por ejemplo, en todos los vehículos autónomos, como estamos en casi todas las PC y los data centers; somos parte de lo que habilita las aplicaciones autónomas para hacer cosas especiales, debido a la tecnología que desarrollan nuestros equipos”, advierte Swan a Tec Review.

Para él que fuera CFO en diversas tecnológicas, como eBay y General Electric, las tendencias que arrojan los números le ayudan a dibujar su estrategia corporativa. Poner el ojo en los autónomos es ejemplo de ello, pues obedece a sacar frutos de una de las compras más fuertes que ha hecho Intel en su historia: la de la israelí Mobileye, por 15,300 millones de dólares.

Los autónomos, asegura Swan, son una parte medular del futuro de la empresa y del mundo de los negocios tecnológicos, pues es un mercado del que esperan un valor de 800,000 millones de dólares para 2035 y en el que pueden impactar, al menos, 500,000 personas que se comenzarán a mover en este llamado “transporte sólo de pasajeros”, según según cifras de Strategy Analytics.

Construimos tecnología para la inteligencia artificial en la red, que va a ser cada vez más relevante. Esto abrirá nuevos negocios

Consultoras, como McKinsey, proyectan que esa tendencia será la nueva base del desarrollo económico hacia 2050, en tanto más firmas se sumen a su desarrollo. Uno de estos casos es la alianza de Daimler y BMW, cuya tecnología autónoma es de Intel y Mobileye, quienes anunciaron que, para 2024, tendrán los primeros “autos que se manejan solos” desplegados en calle.

Para Swan, ese tipo de automóviles es el timón de su estrategia a largo plazo; sin embargo, otros objetivos, como subirse a la ola de 5G, van concatenados al plan inicial. Para Intel, su apuesta por la 5G no será en dispositivos de consumo, como pasa con Qualcomm o Huawei, sino como habilitadores de centros de datos y redes para correr su vertical de autónomos. “Construimos tecnología para la inteligencia artificial en la red, que va a ser cada vez más relevante. Esto abrirá nuevos negocios”, comparte.

En este plan futuro, México juega un papel clave, en especial el talento que labora para Intel en Jalisco. Swan recalca el peso del Guadalajara Design Center (GDC) en Zapopan, sede de uno de los 12 centros de validación tecnológica que tiene la empresa en el mundo y parte de los puntos de la cadena de innovación, pues los desarrollos que planea la firma a tres o cinco años, pasan por manos mexicanas en este centro.

Para que todo llegue a buen puerto, Swan sabe que un tarea fundamental que deberá llevar a cabo es el liderazgo de la empresa, pues si bien ya formaba parte de Intel desde 2016 como CFO, tomar las riendas de una tecnológica en reinvención también implica inspirar a un equipo y transformar su cultura desde dentro.

“Construimos tecnología para la inteligencia artificial en la red, que va a ser cada vez más relevante. Esto abrirá nuevos negocios”

Todos son uno

“La competencia está afuera, y entre más logremos que nuestro equipo trabaje como una sola persona, seremos más efectivos”, explica Bob Swan.

Mente desafiante

“Tenemos que ser desafiantes, y tomar más riesgos, porque la tecnología evoluciona y las oportunidades son más grandes”.

Sin miedo

“No tengan miedo, sean imparables”, escribió en una carta este Chief Executive Officer de Intel que mandó a toda la organización en el momento en que tomó el cargo.

¿Qué piensa el cliente?

“Tenemos que ser obsesivos con las necesidades del consumidor y conscientes de la competencia”.

Valor máximo

“Tenemos que actuar como un equipo. Es una fortaleza de la compañía. Tenemos que ser arrojados y transparentes en todo lo que hacemos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre