Jump

Por Gabriela Chávez

Uber dio a conocer este martes que la Ciudad de México es parte de sus planes de expansión para sus nuevas opciones de movilidad que incluyen bicicletas y scooters eléctricos llevándolos a la Ciudad de México en 2019.

“Sí, México está en la ruta de lanzamiento, creemos que es una gran oportunidad y hemos estado hablando extensamente con los gobiernos locales. Aún no tengo detalles más específicos pero es un plan para inicios de 2019. México y Brasil son los mercados más fuertes en los que vemos una oportunidad en los complementos de movilidad”, dijo a Expansión Rachel Holt, vicepresidente de nuevas opciones de movilidad de Uber.

La llegada de estas nuevas opciones, de las cuales aún no se detallan precios o rutas, será de la mano de JUMP , la startup que Uber adquirió en mayo de 2018 por una suma aproximada de 200 millones de dólares, según reportes del sitio especializado TechCrunch.

Puedes leer: Uber ya tiene fecha para su proyecto de autos voladores

La startup que opera ahora dentro de Uber, y que es aún liderada por su fundador Ryan Rzepecki, se adhirió a la tecnológica como parte de la estrategia de movilidad complementaria que tiene la firma para el largo plazo, con opciones de vehículos eléctricos que incluyen bicicletas, patines del diablo y autos eléctricos hacia futuro.

San Francisco es una de las ciudades en las que JUMP tiene más presencia. Tanto sus bicicletas como sus scooter se pueden ver estacionadas afuera del edificio central de Uber en esta ciudad.

En conferencia en las oficinas centrales de Uber, Rzepecki comentó a Expansión que actualmente están en conversaciones con el gobierno mexicano para adaptar sus modelos lo más posible al mercado nacional, tanto en precios como en los aspectos físicos del producto y las regulaciones, que incluyen también el despliegue de más infraestructura para autos eléctricos.

“Es un beneficio contar con Uber para estas conversaciones. Estamos platicando con la gente de gobierno; en CDMX estamos viendo cada vez más competencia, es un reto la infraestructura y la seguridad pero veremos que la experiencia sea lo más segura posible. La regulación debe ir acompañando a la innovación”, dijo Gui Telles, director de operaciones de JUMP.

Lee: Uber lanza servicio VIP para premiar a choferes y usuarios

Actualmente la manufactura tanto de las bicicletas como de los scooters está basada en China, en donde fabrican también otras firmas del mercado como Ofo- actualmente la más grande- y Mobike; sin embargo, Rzepecki adelantó que para lograr un producto localmente adecuado se buscará manufacturar en cada nuevos mercado.

“Actualmente lo hacemos en China, pero para la expansión en 2019 estamos contemplando ensamblaje regional o dentro de algunos mercados locales”, dijo.

Actualmente JUMP cuenta con servicio en 10 ciudades de Estados Unidos y registra alrededor de 10 viajes diarios por unidad. En CDMX, este servicio no sería el primero, pues ya operan otros como Mobike y VBike, mientras que en el segmento de scooters también están Bird, Grin y Moov de Cabify.

En cuanto a los precios que se esperan para los nuevos servicios, los directivos de JUMP, adelantaron que estos tendrán un rango de entre el costo del transporte público local y la tarifa base de Uber en ese país.

“Entre el precio del transporte público y las tarifas de Uber X. El costo de labor en países como México es menos así que permite una tarifa menor”, dijo Rzepecki.

Holt de Uber dijo que uno de los datos que más indican el potencial de estos nuevos servicios en mercados latinos son las distancias que recorren los usuarios en promedio por cada viaje.

En Uber, la gente tiende a recorrer en promedio cinco millas mientras que en estos productos la gente busca recorrer tres o cuatro, el mismo rango de distancia de viaje que la tecnológica ha registrado en América Latina.

Lee: Las empresas de scooters se alinean con la Semovi

A nivel global se estima que este mercado tanto de bicicletas como de scooters crezca en los próximos años como una respuesta a la congestión vial y a la saturación de tóxicos en el ambiente y la presión que esto ha causado en gobiernos alrededor del mundo para impulsar más el uso de los autos eléctricos.

Se estima que el mercado de bicicletas eléctricas registró un valor de 7,400 millones de dólares en 2017 según TechNavio mientras que el de scooters se estimó en 16,300 millones de dólares en 2017, según datos de Grandview Research.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre