www.nasa.gov

¿Qué tan importante puede ser tu primera semana de becario? Más allá de ir por cafés o sacar copias,  Wolf Cukier, un becario del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, hizo un el descubrimiento de un planeta a solo unos días de empezar su pasantía en el verano de 2019.

El anuncio para medios se hizo apenas en este 2020, en el que el becario confirmó que mientras realizaba el monitoreo de datos del Satélite de Estudio de Exoplanetas en Tránsito (TESS), en el que daba seguimiento a un sistema binario eclipsante.

“(Es) un sistema en el que dos estrellas giran en círculo y desde nuestro punto de vista se eclipsan en cada órbita”, dijo Cukier. “Unos tres días después de mi pasantía, vi una señal de un sistema llamado TOI 1338. Al principio pensé que era un eclipse estelar, pero el momento era incorrecto. Resultó ser un planeta”, dijo en un comunicado 

Lee: Descubren dos exoplanetas con condiciones para albergar vida

TOI 1338 b, como ahora se le llama, es el primer planeta circumbinario de TESS, un mundo en órbita alrededor de dos estrellas. El descubrimiento fue presentado en un panel de discusión el lunes 6 de enero, en la 235ª reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Honolulu. Un artículo, en el que Cukier fue coautor junto con científicos de Goddard, la Universidad Estatal de San Diego, la Universidad de Chicago y otras instituciones, ha sido enviado a una revista científica.

El sistema TOI 1338 se encuentra a 1,300 años luz de distancia en la constelación Pictor. Las dos estrellas orbitan entre sí cada 15 días. Uno es aproximadamente un 10% más masivo que nuestro Sol, mientras que el otro es más frío, más tenue y solo un tercio de la masa del Sol. 

TOI 1338 b es el único planeta conocido en el sistema. Es alrededor de 6.9 veces más grande que la Tierra, o entre los tamaños de Neptuno y Saturno. El planeta orbita en casi el mismo plano que las estrellas, por lo que experimenta eclipses estelares regulares.

TESS tiene cuatro cámaras, cada una de las cuales toma una imagen de fotograma completo de un parche del cielo cada 30 minutos durante 27 días. Los científicos usan las observaciones para generar gráficos de cómo cambia el brillo de las estrellas con el tiempo. Cuando un planeta cruza frente a su estrella desde nuestra perspectiva, un evento llamado tránsito, su paso provoca una clara disminución en el brillo de la estrella. 

Por si no lo viste: NASA presenta el cohete más grande y potente para regresar a la Luna

Pero los planetas que orbitan dos estrellas son más difíciles de detectar que los que orbitan una. Los tránsitos de TOI 1338 b son irregulares, entre cada 93 y 95 días, y varían en profundidad y duración gracias al movimiento orbital de sus estrellas. TESS solo ve los tránsitos cruzando la estrella más grande. Los tránsitos de la estrella más pequeña son demasiado débiles para ser detectados.

“Estos son los tipos de señales con los que los algoritmos realmente luchan”, dijo el autor principal Veselin Kostov, científico investigador del Instituto SETI y Goddard. “El ojo humano es extremadamente bueno para encontrar patrones en los datos, especialmente patrones no periódicos como los que vemos en los tránsitos de estos sistemas”.

Con información de NASA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre