Por Liliana Corona

Por cuestiones de trabajo o escolares, Octavio, Jesús y Daniel se encuentran en Asia. Los tres mexicanos viven en carne propia la emergencia por el coronavirus. Esa enfermedad que ha prendido las alertas al grado de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la declaró emergencia internacional por su riesgo de propagación.

Ellos son algunos de los mexicanos que son testigos de las medidas que el gobierno está tomando para evitar nuevos casos: desde las tomas frecuentes de temperatura hasta la cancelación de vuelos y las calles vacías en obediencia a las restricciones sanitarias.

Aunque no hay un censo oficial de cuántos connacionales viven en China o están en Wuhan, ciudad donde inició el brote del virus, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ha informado que monitorea las condiciones de salud, las medidas de control de las autoridades y las opciones de movilidad.

El coronavirus es una extensa familia de virus que pueden causar diversas enfermedades en humanos, desde un resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés), explica la OMS. En el caso del coronavirus chino, conocido como 2019-nCoV, la OMS detectó varios casos desde el 31 de diciembre en Wuhan.

Lee: Investigadores del Tec estudian coronavirus para crear posible vacuna

 

Cubrir la noticia

Octavio Guzmán, periodista mexicano basado en Bangkok, Tailandia, acudió a cubrir la noticia al sur de China pero las autoridades desalojaron el área y luego cerraron las fronteras. “Ahora estoy en Tailandia, que es el país fuera de China con más casos de contagios”, cuenta vía chat.

En Tailandia solo hay 14 casos confirmados y ninguna muerte provocada por el coronavirus, de acuerdo con el mapa de casos del Centro Johns Hopkins de Ciencia e Ingeniería de Sistemas, que recopila la información de la OMS, del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades y autoridades locales chinas para actualizar la información constantemente.

“En Hong Kong (sur de China) la gente tiene mucho miedo porque fue una de las ciudades más afectadas por el SARS hace 17 años; el coronavirus ya superó al SARS en número de contagios. La gente tiene muy presente eso y están prevenidos”, cuenta Guzmán.

Entre las medidas de seguridad que el reportero ha detectado están el uso de cubrebocas y gel desinfectante, así como menor actividad turística. “La gente está cooperando con las autoridades. El turismo bajó muchísimo a pesar de que es temporada vacacional para ellos, por el año nuevo chino”, agrega.

Por ello, 10,000 turistas que estaban en Wuhan –epicentro del brote- fueron trasladados a Tailandia, donde se espera que aumenten los casos. Cada persona que cruza por un aeropuerto de la zona es escaneado con un termómetro a distancia y quien presente algún síntoma es aislado, dice el corresponsal mexicano.

Calles vacías

Aunque Jesús García, piloto comercial que vive en Shanghai –este de China- desde 2017, en el corazón financiero del país, el manejo de esta emergencia lo está pasando con calma. “Hay poca gente en las calles, recomiendan salir lo menos posible y usar cubrebocas”, dice el mexicano vía WhatsApp.

Las medidas de higiene que han trascendido para evitar más contagios recuerdan a lo que vivió México con la influenza en 2009. Sobre esto, García recuerda ese momento y lo compara con lo que vive hoy en Shanghai. “Hay más medidas de prevención, además de recomendar el cubrebocas, piden no salir a la calle y evitar aglomeraciones, hay varios puntos de inspección para tomar la temperatura de las personas, me ha tocado hasta cinco veces en un día”, señala.

Además, cuenta que las personas con posibilidades económicas están dejando la ciudad o ya están fuera del país para evitar los problemas con cancelaciones de vuelos. Al menos 22 aerolíneas de diferentes países anunciaron la cancelación de vuelos o la reducción de los mismos desde este mes hasta febrero, marzo y abril en algunos casos, de acuerdo con la agencia AFP.  

“Se ve una ciudad completamente desierta, la gente sí se está tomando muy en serio el no salir”, dice García.

Ayuda para salir 

Otro mexicano en la zona del brote es Daniel Stamatis, quien a través de su cuenta de Twitter pide a las autoridades mexicanas que lo ayuden a salir de China.

Hasta el momento, en el área continental de China se encuentran 98% de los casos confirmados de personas con síntomas de los 8,235 casos reportados en 21 países o regiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre