Cortesía: DJI

El ordenar alimentos a través de una aplicación y que estos sean entregados a través de un dron, no es un panorama lejano. Las entregas de comida con drones es una apuesta que está en la mira de varias tecnológicas, una de ellas Uber Eats, que anunció en junio su programa piloto para realizar entregas vía drones. 

Flytrex no quita el dedo del renglón. Se trata de una startup que trabaja en hacer que la comida llegue hasta los usuarios a través de un avión no tripulado. 

El CEO y co-fundador de Flytrex, Yariv Bash, también es co-fondador de SpaceIL, organización que tiene como objetivo de aterrizar la primera nave espacial israelí en la Luna. 

Lee: Tu Cajita Feliz llegará en dron con Uber Eats

Actualmente, Bash ha trabajado en las entregas a través de drones. Flytrex  que arrancó  la aventura en Reykjavik, Islandia, donde ayudó a la tecnológica de e-commerce, Aha, a enviar sushi y sándwiches. Al día de hoy, ya tiene operaciones Islandia y Costa Rica. 

Más adelante, Flytrex entró al mercado de Estados Unidos en 2018 y aunque en este país no está legalizada ampliamente la entrega en drones, Flytrex fue más allá y a través de las reglas de la Norma 107 pudo operar y hacer entregas a clientes reales.

Pedidos de 2.7 kilos 

Cortesía: DJI

Al iniciar, Flytrex construyó sus propios drones. Más adelante, el equipo infirió que era una buena alternativa confiar en una plataforma establecida, por lo que decidió apostar por la tecnológica DJI. 

Para las entregas, la startup usa el modelo DJI M600, esto para pedidos de hasta 2.7 kilogramos. Estos aviones no tripulados cuentan con un sistema especialmente desarrollado para mantener el contenido seguro y la temperatura controlada. Cuando el dron llega a su destino, el paquete baja por medio de un cable.  

Por si no lo viste: Tanques, drones y robots, los gadgets en Europa

“En términos de economía y medio ambiente, los drones ofrecen muchas ventajas para toda una categoría de paquetes”, apunta Bash.

Hasta la fecha, Flytrex ha realizado más de 1,000 vuelos, los cuales han resultado exitosos. 

Su próximo reto será en Holly Springs, Carolina del Norte, EU. Este despliegue formará parte del Programa Piloto de Integración (IPP) de drones, que implica trabajar estrechamente con la Administración Federal de Aviación (FAA) y el Departamento de Transporte de los Estados Unidos.

Te recomendamos: DJI lanza nuevos drones, diseñados para almas creativas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre