envato elements- ktsimage

Por Ximena Leyva

La medicina está avanzando cada vez más, los algoritmos permiten que más vidas puedan ser salvadas mediante diagnósticos certeros, asistencia a los médicos durante las cirugías y predicciones, gracias al uso de tecnologías como la impresión 3D, el big data o machine learning.

Puedes leer: Consumes biotecnología y no te habías dado cuenta

Oracle e IBM desde hace varios año se encuentran trabajando en las predicciones médicas o en su defecto apoyando a empresas para la detección de enfermedades.

Un ejemplo es el modelo deep learning de Oracle, el cual fue creado por investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial y el Hospital General de Massachusetts que permite predecir la aparición de cáncer con una anticipación de cinco años.

Con este sistema se han analizado por primera vez las mastografías de más de 60,000 pacientes que fueron atendidas en el hospital americano, pues con estos datos los científicos crearon un modelo que reconoce los patrones sutiles en el tejido mamario que constituyen los primeros signos del cáncer.

De acuerdo con John Thomas, ingeniero y científico jefe de datos e inteligencia artificial de IBM, las tecnologías como el machine learning pueden ayudar a realizar predicciones y ayudar a los doctores a tomar una decisión final para el bienestar de un paciente.

Te interesa: Nanotecnología, la herramienta perfecta para combatir microorganismos

Startups mexicanas se unen a la transformación digital

Algunas de las startups mexicanas que están innovando en este tema se encuentran enfocadas en luchar contra la mortalidad materna e infantil y están buscando un método más eficaz para ayudar a los pacientes de enfermedades mentales.

Tal es el caso de LUZi, startup que está en constante lucha contra la mortalidad materna e infantil y que con la ayuda de la Inteligencia Artificial un grupo de doctores, profesores y alumnos de la Universidad Autónoma del Estado de Guerrero brinda apoyo a personal médico, parteras y mujeres embarazadas en el monitoreo de riesgo obstétrico.

La aplicación se sincroniza con un hardware que consta de una serie de sensores que recopila datos de los signos vitales automáticamente y que posteriormente se analizan en Watson, un asistente virtual de IBM, para brindar apoyo con respuestas relacionadas con la información recopilada sobre los signos vitales de la embarazada, un cuestionario de orientación de los síntomas, un administrador de perfiles para profesionales de la salud y un registro de pacientes que no incluye datos confidenciales.

Otra de las startups es Cienciamed, empresa que explora en la IA un método más eficaz para ayudar a los pacientes de enfermedades mentales. La startup programó a Watson para que la información médica se utilice de manera más rápida en los procesos médicos con la finalidad de decidir en cuestión de minutos si un paciente padece, o no, trastornos como depresión, ansiedad o Alzheimer.

Sin embargo, Watson no realiza diagnósticos médicos, pues la tarea de este sistema es analizar cientos de artículos médicos por semana, decidir si son útiles o no y clasificarlos, para optimizar el tiempo de los especialistas. Un trabajo de clasificación que podría durar hasta seis meses termina haciéndose en cuestión de días.

Asimismo, Código 46 junto con Microsoft trabaja para revolucionar la medicina a través de tratamientos personalizados que tiene como objetivo mapear el código genético de un millón de personas, que permitirá desarrollar tratamientos médicos a la medida y transferir conocimiento a la comunidad científica de la región.

Lee: ¿Cómo puede México aprovechar la inteligencia artificial?

Thomas agregó que estas nuevas tecnologías no reemplazarían el trabajo de los médicos más bien los ayudarían.

IBM también se encuentra trabajando en este ámbito con Watson for Oncology, el cual combina la experiencia de los oncólogos en el cuidado del cáncer para ayudar a los médicos a considerar tratamientos individualizados contra el cáncer para sus pacientes.

Datos de Statista establecen que para el 2020 se van a registrar ingresos por 366,000 millones de dólares en el mundo por tecnologías aplicadas a la salud.

También puedes leer:

Inteligencia artificial y genoma para construir el biobanco más grande Latinoamérica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre