NOTIMEX

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó este 6 de abril ataques militares contra Siria en represalia por la ofensiva con armas químicas que quitó la vida a más de ocho decenas de civiles, entre ellos muchos niños (aproximadamente 30), esta misma semana.

Puedes leer más en: La sustancia química que está matando personas en Siria

Así, dos buques de guerra estadounidenses, el USS Porter y el USS Ross ubicados en el Mediterráneo oriental, lanzaron 59 misiles Tomahawk a una base aérea del gobierno sirio en el poblado de Shayrat, de acuerdo con el país norteamericano.

Así son los misiles Tomahawk con los que EU atacó a Siria
Institute for the Study of War

La destrucción de almacenes de combustible, hangares, silos de armas y de equipo ubicados en este lugar fue casi completa, aseguró el Pentágono, que agregó que al menos seis soldados sirios perdieron la vida durante el ataque. Más tarde, el gobernador de la provincia de Homs elevó la cifra a 16 personas, “nueve de ellas civiles”.

Pero, ¿qué es un misil Tomahawk? ¿Qué tan letal es? Aquí te lo explicamos.

Misiles de alta precisió

Los Tomahawk son misiles de alta precisión a los que Estados Unidos recurre desde hace más de 20 años para este tipo de ofensivas, ya que le permite atacar desde una distancia prudente. Cada uno de estos proyectiles de crucero de largo alcance mide más de seis metros de largo y pesa más de 1,500 kilos.

Estos suelen llevar ojivas (cargas explosivas) de hasta 454 kilos y están diseñados para volar a bajas alturas, alcanzando hasta 885 kilómetros por hora (km/h) para llegar a objetivos ubicados a máximo 1,600 kilómetros de distancia.

Los misiles Tomahawk funcionan gracias a la tecnología GPS, lo que les permite ofrecer un margen de error estimado de tan sólo diez metros. “No necesariamente van del punto A al punto B en línea recta, sino que toman una especie de ruta de circunnavegación para evitar ser derribados”, explicó el mayor retirado del Ejército de Estados Unidos, James Marks.

Así son los misiles Tomahawk con los que EU atacó a Siria
Alamy/Raytheon

Estos proyectiles fueron utilizados por primera vez por Estados Unidos durante los años noventa en la operación conocida como Tormenta del Desierto en Irak y, desde entonces, están en funcionamiento. Sin embargo, los más recientes han sido equipados con mejores sistemas de comunicación, entre otras herramientas.

A principios de este año, la administración de Barack Obama propuso acabar con la producción de Tomahawks como parte de un recorte en defensa. Pero con la llegada de Trump los planes cambiaron.

Tras firmar un contrato de más de 300 millones de dólares con la marina estadounidense, a la cual entregará más de 200 unidades en agosto de 2018, la fabricante Raytheon comenzó a trabajar en mejoras para esta arma “en su sistema de comunicación, en una ojiva más poderosa, y en un nuevo buscador para alcanzar objetivos en movimiento, en tierra o mar, en ambientes oscuros y en todo tipo de climas”, de acuerdo con la empresa.

CON INFORMACIÓN DE BBC

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre