iStock

Lo que para unos es la oportunidad de hacer home office y ahorrarse el tiempo de traslado hacia la oficina, para otros es la pérdida de ingresos y mucha incertidumbre económica debido a la cuarentena que se requiere para evitar el incremento dramático de los contagios de COVID-19. En esta situación los niños también reciben el impacto del confinamiento.

Algunos de los síntomas del estrés que presentan los niños por el confinamiento son muy evidentes y también pueden afectar a los padres, que se reparten entre el trabajo de oficina, las labores del hogar y el cuidado de los hijos, todo en el mismo espacio.

“Los niños presentan varias conductas que nos indican que tienen estrés, desde arranques de enojo, irritabilidad, aburrimiento, mucho sueño, solicitan la atención de los padres y si tienen mascotas las molestan, es difícil que los niños oculten los rasgos de estrés”, señala Manuel Reynoso, psicoterapeuta de niños y adolescentes.

Recomendamos: ¡No te dejes engañar! 3 mitos del 5G en época de coronavirus

Y en la tercera semana de confinamiento es difícil ocultar porqué permanecemos en casa, por lo que el especialista recomienda no mentir sobre esta situación. “Hay que bajarles información de acuerdo a su edad, en el caso de los preescolares hay que hacerles ver que (la cuarentena) es para su cuidado”, agrega Reynoso.

Algo en lo que coinciden Reynoso y la escritora Beatriz Gutiérrez Müller es que mientras los padres estén tranquilos, los niños pasarán con menos estrés estos días de cuarentena. “Brindarles confianza es una clave importantísima, si nosotros estamos inquietos o nos ven nerviosos o preocupados, ellos (los niños) también lo estarán, es el espejo de lo que ven de sus padres”, dijo Gutiérrez Müller en una entrevista vía Twitter con Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Salir airoso de la cuarentena

No importa la edad, en esta cuarentena todos debemos mantener la calma y colaborar con las autoridades para evitar más contagios que pongan en peligro a la población vulnerable, como adultos mayores o personas con enfermedades crónicas.

“Los niños necesitan nuevos hábitos que no siempre son de juego, para los niños hay una gran ganancia si los papás voltean a verlos y tienen actividades juntos, desde mantener la limpieza, el orden y si tienen una mascota quién se hace cargo de qué tareas, de acuerdo a la edad. Y cuando regresen a la escuela –con clases en línea- no deberían tener tareas (en esta cuarentena) porque los estresa y esto baja el sistema inmunológico”, dice Meg González, conferencista y asesora en desarrollo humano.

Lee: Que la cuarentena no arruine tu alimentación y figura 

Sobre la convivencia en casa, Gatell considera que es buen momento para conocer a los niños desde un punto de vista emocional. “Los niños pueden aprender de esta experiencia, crecer mucho emocionalmente, intelectualmente y (debemos) estar muy cercanos de ellos (…) dejar que hablen, que permeen sus emociones, que expresen sus sentimientos, sus temores y escucharlos con mucha atención y respeto para aprender de lo que están viviendo”.

De acuerdo con su rango de edad, estas son algunas recomendaciones del doctor Reynoso para que los niños y adolescentes pasen la cuarentena en casa:

  • Que no pasen demasiado tiempo frente a una pantalla, sea de celular, tableta, televisión o consola de videojuegos.
  • Establecer un horario para empezar las actividades del hogar y de apoyo de acuerdo a sus capacidades.
  • Para los niños en etapa preescolar se puede fomentar la creatividad conociendo cómo se hacen las cosas: un pastel, unas galletas y demás en compañía de sus padres.
  • Para niños en nivel primaria es importante que se fomente la curiosidad con juegos de construcción, armar rompecabezas y juguetes para ensamblar o inventar sus propios juegos en un trabajo cooperativo que impulsa la interacción de padres e hijos y la paciencia de ambos.
  • Para los que están en la secundaria, un tiempo de privacidad, que tengan su propia videoconferencia con amigos de la escuela.
  • Y para propiciar la convivencia compartiendo sus gustos, que todos se pongan de acuerdo para ver la misma película o serie.

Quizás el mayor reto para todos los integrantes de la familia y que debe ser cargado por los padres es mantener la paciencia durante el confinamiento. “A los niños lo que les hace falta es ser observados, no criticados, señalados ni castigados; se requiere de muchísimo amor, tolerancia y más paciencia pero no puedo dar lo que no tengo: no le puedes decir a un niño que tenga tolerancia y paciencia cuando tú te la pasas gritándole, no es coherente. Los niños ven nuestro comportamiento y dejan de creerte, como adultos necesitamos hacernos absolutamente responsables”, señala González.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre