NASA

Cuando los astrónomos terrestres entrenan sus telescopios en exoplanetas más allá de nuestro Sistema Solar, tienen la suerte de ver un punto azul. ¿Cómo pueden averiguar si podría tener condiciones adecuadas para la vida? Para descubrir cómo podrían saber más, un equipo de científicos le dio vueltas al problema: tomaron imágenes de un planeta habitable, la Tierra, y las transformaron en algo que los astrónomos alienígenas a años luz de distancia podría estar viendo.

El equipo comenzó con alrededor de 10,000 imágenes de nuestro planeta tomadas por el satélite del Observatorio Climático del Espacio Profundo (DSCOVR) de la NASA, que se encuentra en un punto de equilibrio gravitacional entre la Tierra y el Sol, lo que le permite ver solo el lado diurno del planeta. Las imágenes se tomaron en 10 longitudes de onda específicas cada 1 a 2 horas durante 2016 y 2017.

Puedes leer: Cómo nos preparamos para establecer contacto con extraterrestres

De acuerdo a lo que publica la revista especializada Science, “para simular un punto de vista extraño, los investigadores redujeron las imágenes en una sola lectura de brillo para cada longitud de onda: 10 “puntos” que, cuando se trazan con el tiempo, producen 10 curvas de luz que representan lo que un observador distante podría ver si observara constantemente el exoplaneta Tierra por más de dos años”.

“Cuando analizaron las curvas y las compararon con las imágenes originales, descubrieron qué parámetros de las curvas correspondían a la cobertura de la Tierra y las nubes en las imágenes. Una vez que conocieron esas relaciones, seleccionaron el parámetro más estrechamente relacionado con el área terrestre y lo ajustaron para la rotación de 24 horas de la Tierra“, amplía el artículo.

S. FAN ET. AL., ARXIV (2019) ARXIV:1908.04350

El trabajo concluyó con la creación de un “mapa de contorno anterior” , que será publicado en otro medio científico de relevancia.

Puedes leer: Ni verdes ni cabezones, estudio revela cómo serían los extraterrestres

De acuerdo a las fotos obtenidas, las costas, las superficies terrestres, los óceanos, las capas de hielo y las nubes se diferencian ampliamente en sus colores, lo que les permitiría a los alienígenas comprobar las características habitables del planeta.

El mapa que se reconstruyó es bidimensional, y en él se ajustaron todos los puntos observados por los telescopios durante 24 meses. “Este estudio sirve como línea de base para analizar observaciones de exoplanetas similares a la Tierra con superficies desconocidas y posibles nubes, lo que permite evaluaciones futuras de habitabilidad”, refieren en el informe los autores.

Puedes leer: Descubren el origen de la señal ‘extraterrestre’ Wow!

La lectura subyacente es que, si los habitantes de otros mundos cuentan con mecanismos de observación similares a los de la NASA, ya están al tanto de que en la Tierra las condiciones de habitabilidad son 100% aptas. Lo mismo esperan descubrir los científicos humanos en otros sistemas planetarios, con este punto de vista invertido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre