Expansión / Diana Menéndez
Por: Montserrat Valle Vargas 

Detrás del éxito de una escudería en las carreras de la Fórmula 1 hay buenos pilotos, el desempeño del vehículo por su diseño y su motor y también hay un héroe anónimo: el análisis de los datos que los autos generan.

Los equipos de la F1 invierten millones de dólares en simuladores que imitan la experiencia de las distintas pistas en las que los corredores participan a lo largo del campeonato mundial.

Estos simuladores dejan que los pilotos “prueben” la pista de forma ilimitada y permiten, entre otras cosas, que se puedan mejorar los tiempos en las vueltas. Los factores que replican estos simuladores son el ajuste del asiento, el volante, sonidos e incluyen gráficos que dan la sensación a los pilotos de estar en los circuitos.

Lee: Fórmula E, ¿el ‘motor’ que los autos eléctricos necesitan en México?

La compañía estadounidense de software TIBCO trabaja de la mano con la escudería Mercedes-AMG Petronas y asegura que su suporte y análisis de datos “le ha dado grandes victorias” al equipo.

Una vez que se utilizan estos simuladores cargados con la carrera completa, los ingenieros y los pilotos estudian las diversas opciones de las configuraciones potenciales para los autos, teniendo acceso a datos que les ayudan a tomar decisiones para optimizar los vehículos que conducirán Lewis Hamilton, hanador de cinco títulos de la F1, y Valtteri Bottas.

“Todos los equipos tienen buena gente, todos trabajan muy duro, pero se trata de cómo lograr que esas personas trabajen juntas y cómo conseguir que colaboren con los datos y en los procesos que le brindan el mejor rendimieno”, indica Mike Elliott, director de Tecnología en Mercedes.

Innovar al cruzar la meta

Para Alejandro Couce, gerente general de TIBCO en América Latina, los datos son la tercera ventaja competitiva que pueden tener las escuderías, además del auto y del piloto, y son un arma más sutil.

Durante las prácticas previas a la carrera se usan 300 de los hasta 600 sensores integrados en el vehículo y éstos generan una gran cantidad de información equivalente a 3.5 terabytes que son transmitidos en tiempo real a más de 160 ingenieros para su análisis.

“Esa información y la de la carrera se envía a los equipos para que determinen la curva en la que se deben cambiar los neumáticos, reabastecer el combustible y en cuál vuelta y con qué trayectoria podrán pasar los pilotos a sus contrincantes. Todos esos comandos se envían a los pilotos a través del casco”, indica Couce.

Por si no lo viste: Fórmula 1, una carrera de velocidad en todos los niveles

La guerra de los datos

Mercedes no es la única escudería que se alió a las tecnológicas. En 2018, Dell y McLaren firmaron una alianza con la que todas las empresas del grupo británico, incluidas McLaren Racing y McLaren Applied Technologies, usarían el portafolio de soluciones de la compañía estadounidense para dar asistencia en el diseño y fabricación del vehículo, optimizar las operaciones en la pista, el almacenamiento de datos y su programa de eSports.

“La F1 es un entorno implacable, y la asociación con Dell nos proporciona capacidades y soporte para generar eficiencias invaluables que permitirán a McLaren desempeñarse al más alto nivel posible en todas nuestras operaciones comerciales”, dijo Zak Brown, director ejecutivo de Grupo McLaren Technology.

Estas firmas calientan los motores del mundo digital, pues la división McLaren IT ofrece al equipo de carreras información de manera oportuna para qie se diseñen y fabriquen los componentes de los autos de forma rápida y éstos se puedan entregar con las especificaciones actualizadas para los días de la carrera.

“Recopilamos alrededor de 100 gigabytes de información de cada auto durante un fin de semana de competencia Los ingenieros deben acceder a ellos en tiempo real, tanto en la pista como en el control de la misión, para tomar decisiones cruciales sobre los automóviles”, explica Paul Brimacombe, jefe de Arquitectura Empresarial de McLaren Technology Group.

Ferrari se apoya en el software de Infor y la compañía de automóviles asegura que “además de mejorar la flexibilidad, ha reducido el número de anomalías en el sistema, lo que agiliza, aún más, el proceso de producción. Gracias a una excelente relación, apoyada por una buena comunicación con Infor, hemos podido realizar todos los cambios que necesitábamos de forma eficiente”, dijo Vittorio Boero, director de información de la firma.

Te recomendamos: La tecnología detrás de Ferrari en la Fórmula 1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre