iStock

(AFP) – Con la finalidad de reducir la basura marina, la Comisión Europea propuso una serie de medidas para disminuir la contaminación en mares y océanos, entre ellas se encuentra la prohibición de productos plásticos de un sólo uso como bastoncillos de algodón o platos, entre otros.

“El plástico puede ser un material fantástico, pero tenemos que utilizarlo de una manera más responsable”, indicó Jyrki Katainen, vicepresidente del ejecutivo comunitario.

Las medidas de Bruselas se centran principalmente en el plástico de los utensilios de pesca y en los diez productos de un sólo uso “que se encuentran con más frecuencia en las playas y mares de Europa”, que representan el 70% de todos los residuos marinos, indicó en un comunicado.

Lee: ¿Aún usas popotes? Semarnat pide que no lo hagas

La Comisión propone la prohibición de bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, palitos de globos fabricados con plástico de un sólo uso. Los recipientes de bebidas de este material sólo podrán comercializarse si sus tapas y tapones permanece unidos a ellos.

Respecto a los recipientes alimentarios y vasos de plástico, los diferentes países de la UE deberán fijarse objetivos de reducción, proponiendo por ejemplo productos alternativos o impidiendo que estos se distribuyan de manera gratuita.

Cada uno de los 28 países de la Unión Europea deberá también lograr recoger de cara a 2025 el 90% de las botellas de plástico de un sólo uso. La Comisión propone, por ejemplo, establecer sistemas de consigna, como existen en algunos países para las botellas de vidrio.

Te puede interesar: Así es como podemos ayudar al mar a recuperarse

Los fabricantes de productos como compresas higiénicas, toallitas húmedas y globos deberán indicar sobre las etiquetas cómo deben reciclarse esos productos e información sobre su impacto ambiental negativo.

Respecto a los residuos de las artes de pesca, que suponen el 27% de toda la basura hallada en las playas, Bruselas propone que los fabricantes sufraguen los costes de la recogida de los residuos.

Esta nueva etapa para luchar contra los residuos plásticos, que ahora debe debatirse con los países europeos en el Consejo de la UE y con la Eurocámara, se suma así a la medida ya en vigor de restringir el uso de bolsas de plástico.

TE RECOMENDAMOS:

En 2050 los océanos podrían tener más plástico que peces

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre