Twitter / @Notimex

(Notimex) – Se trata de un parche con adhesivo inteligente, fabricado en poliuretano de alto rendimiento, el cual ayuda a monitorear la salud de las personas y a administrar medicamentos a intervalos regulares, lo que facilita la labor del personal médico y mejora calidad de vida de los pacientes.

El parche inteligente, equipado con pequeños componentes electrónicos como sensores, se adhiere a la piel como una bandita, y aunque se encuentra en las primeras etapas de su uso, ha demostrado tener potencial para ser un dispositivo útil.

Las partes electrónicas sensibles del parche deben incrustarse en un material adecuado para su buen funcionamiento y protección, como lo es el poliuretano, así lo señaló la compañía Covestro, líder en polímeros.

Lee: Estudiantes desarrollan parche que disminuye cólicos menstruales

La proveedora de películas del poliuretano y el policarbonato que se utiliza en distintos productos del ramo, señaló que, actualmente se busca que los tratamientos hospitalarios y los suministros médicos sean innovadores e inteligentes, resistentes a condiciones extremas como calor, químicos agresivos, radiación y que funcionen confiablemente a largo plazo.

También mencionó que por su buena biocompatibilidad, el policarbonato puede utilizarse para diversos materiales médicos que tienen contacto directo con el paciente. Tal es el caso de los sistemas de infusión, catéteres, inhaladores, jeringas y viales para inyecciones sin agujas y de alta presión.

Con los recubrimientos que fabrica se han desarrollado vendajes que permiten un control óptimo de la humedad y fluidos, con los que se reduce el tiempo de secado y recuperación de las heridas.

Te recomendamos: Adiós a los piquetes; crean parche que mide glucosa a diabéticos

Esta empresa suministra 57% de la demanda de policarbonato para dispositivos médicos en Estados Unidos, Canadá y México, y entre las soluciones que ofrece para una mejor y más ágil práctica médica se encuentra un material biocompatible e impermeable al ácido gástrico y a la alcalinidad de la flora intestinal.

Desarrolló una sonda fabricada de plásticos de policarbonato, que ha demostrado ser eficaz al actuar como una barrera contra las bacterias, o la novedosa cápsula endoscópica que genera imágenes del estómago en tiempo real para hacer diagnósticos más ágiles y precisos.

Actualmente, Covestro tiene presencia en el estado de Baja California, el cual concentra en tres ciudades (Tijuana, Mexicali y Tecate) y 57% de la producción de dispositivos médicos en nuestro país.

TE RECOMENDAMOS:

Este sensor permite rastrear la toma de medicamentos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre