Cortesía

Por: Jair López

Desde hace varios años han sido muchas las tecnológicas que han puesto la mira en el sector educativo. Una de las que ha realizado importantes esfuerzos es Apple.

Los ejemplos de Apple en las aulas a nivel mundial son muchos, ¿pero ha visto usted un iPad en el salón de su hijo?

Uno de estos ejemplos claros es el desarrollo de Zerebrez, una app de estudio que prepara a los usuarios mexicanos para su examen de ingreso al nivel medio superior.

Lee: Cinco ejes de la educación integral universitaria

La aplicación está disponible para iPhone, iPad y iPod touch. También se encuentra para equipos Android.

Luis Gómez, recién egresado de la carrera de mecatrónica, desarrolló la app como un proyecto del curso que tomó.

El ingeniero ya poseía cierta experiencia en programación. En 2014, luego del éxito rotundo de Flappy Bird se introdujo a Swift, el lenguaje de programación de Apple.

A través de un tutorial, Gómez ya había desarrollado su propia versión de Flappy Bird.

Poco a poco se adentró más a la programación. Vio tutoriales, consultó Programación para todos , el programa de Apple para aprender a codificar, y tomó cursos especializados.

Por si no lo viste: Laboratorios remotos, una opción para la educación a distancia

El desarrollador señala que vio una oportunidad de crear Zerebrez luego de que uno de sus estudiantes de matemáticas le mencionara que no hay métodos de estudio buenos más allá de las guías convencionales que se siguen utilizando.

Hoy a través de Zerebrez, miles de estudiantes mexicanos pueden realizar pruebas para su examen de ingreso, pueden comparar sus resultados con otros estudiantes de la plataforma y analizar su avance.

Si bien, la app tiene una versión gratuita, también hay una opción premium, que por 99 pesos permite acceder a una mayor cantidad de reactivos.

Gómez espera antes de noviembre tener disponibles cursos para el acceso a licenciaturas de la Universidad Nacional Autónoma Mexicana (UNAM).

Apple en la música, baile y video

Otros ejemplos de Apple en los salones de clase mexicanos es el de Víctor Muñoz, músico profesional que lleva 15 años ejerciendo la profesión de docente.

El profesor de música forma parte de Apple Teacher, un programa en el que la firma apoya a los docentes a sacar mayor oportunidad de la tecnología.

“Garage band nos ha servido mucho. Es una herramienta para el aprendizaje, pero también para que practiquen. Garage band es un primer medio para el acercamiento de los estudiantes a la música. Es muy fácil comenzar a tocar un instrumento”, dice. “Pero también se pueden hacer más cosas como ser un estudio de grabación portátil”, explica el profesor.

Otros maestros, como Jonathan Velázquez que imparte la materia optativa de cine en el Tecnológico de Monterrey, dice que dispositivos como iPhone o cualquier otro smartphone, así como programas como iMovie, de Apple, les han permitido a sus estudiantes acceder a conceptos de cine de forma práctica.

“La idea principal de mi curso es que puedas hacer cine pero con cosas más accesibles y fáciles de utilizar”, precisa.

Tecnología, otra brecha entre ricos y pobres 

Pero no todos pueden acceder a una tableta como el iPad que tiene un valor de 8,000 pesos.

Para el economista Muhammad Yunus, ganador del premio Nobel de la Paz en 2006, lanzamientos como los de Apple solo provocan una brecha más amplia entre la tecnología y los sectores más pobres de la población mundial.

“Las corporaciones globales enfocan intensamente sus estrategias en competir para servir a los más ricos y a la clase media”, señala Yunus en un artículo de opinión publicado el viernes en Quartz.

También puedes leer: Este programa busca incentivar a alumnos en el regreso a clases

En un artículo de 2017, Jorge Ríos, fundador de Bridgefy, una empresa que desarrolló una app que permite enviar mensajes sin la necesidad de tener un plan de datos o estar conectado a internet, dice que el motivo por el que las empresas destinan sus desarrollos a la clase alta o media es porque en esos sectores es donde está el dinero y la opción de ser rentables.

Sin embargo, Muñoz menciona que cada vez más la tecnología está al alcance de casi cualquier persona a través de aplicaciones o dispositivos de menor costo.

“Hoy todos quieren poseer algo de tecnología”, detalla el profesor de música del Latin American School of Monterrey.

El docente confía en que poco a poco, la tecnología podrá ser más accesible.

En marzo de este año, Apple anunció el lanzamiento de un iPad enfocada para estudiantes. El dispositivo de 9.7 pulgadas tiene un costo de 399 dólares pero para estudiantes y escuelas el valor es de 299 dólares.

TE RECOMENDAMOS:

Mostla, laboratorio para revolucionar la educación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre