¿Anunciarse y tener presencia en internet? Hasta antes de que iniciara la pandemia de Covid-19, muchas pequeñas y medianas empresas (pymes) en México no lo consideraban. Cifras de 2019 de Google indican que cinco de cada 10 pequeños negocios en el país no tenían ni siquiera un sitio web.

“El coronavirus hizo mucho más por la transformación digital que todas las empresas que veníamos trabajando para que las compañías pequeñas entendieran la importancia que tiene”, dice Carlos Oettel, gerente comercial para América Latina de la empresa de software Totvs.

En época de confinamiento, la presencia en internet representó un salvavidas para muchos negocios. A través de este canal llegaron a sus clientes, cautivaron a nuevos y aterrizaron en mercados internacionales. Dejó de ser una opción para convertirse en una necesidad, pues a raíz de la pandemia las compras en línea se dispararon hasta 300%, según la iniciativa eLeaders, integrada por 80 empresas de comercio en línea.

Para Oettel, el reto más grande ha sido para las pymes que no tenían forma de vender en línea previo al surgimiento del nuevo coronavirus y que, a partir de esta crisis, tuvieron que entrar al comercio electrónico sin mucho conocimiento y casi de forma inmediata.

Para ayudar a los dueños de los negocios en esta transición, organizaciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Google y Shopify lanzaron guías y capacitaciones virtuales con estrategias claras para que las pymes atraigan más clientes por medio de publicidad, contrarresten el efecto de la pandemia de Covid-19 y sigan con vida en el país, donde generan 78% del empleo, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“La gente siempre querrá y necesitará comprar, pero la forma en que estamos comprando está cambiando. Especialmente ahora, ya que muchos gobiernos ordenan a las empresas de industrias no esenciales que cierren por distanciamiento social”, explica en un comunicado Evelyn Marriaga, gerente de Ventas de la compañía de software Zendesk.

Experiencias positivas

La tienda de globos Globo’Magic, ubicada en Querétaro, comenzó a utilizar la publicidad en Google Ads hace nueve años. Esto le permitió llevar la venta de sus productos a distintas parte de México, algo que no habían logrado con sus estrategias anteriores, que iban desde trabajar con decoradores de eventos y adquirir espacios en el directorio de Sección Amarilla, hasta repartir flyers.

La compañía, según sus fundadores, consiguió convertir el canal digital en un generador de ventas. El 40% de su clientela llegó a través de este medio y diversificó la gama de clientes potenciales al comprar más espacio en Google Ads, llegando al 69% de compradores. Actualmente, el negocio segmenta sus anuncios por área y palabras clave.

Los dueños de Zapatos Artesanales en Oaxaca también han tenido resultados positivos al mejorar su presencia en internet. Empezaron a utilizar Google Mi Negocio para llevar sus productos a clientes que no habían tenido oportunidad de alcanzar. La compañía pasó de fabricar cinco pares a la semana a 15 o 20 y 70% de su clientela llega a través de la herramienta tecnológica.

Además, el perfil fue subido a Google Maps tan solo con compartir información como teléfono, dirección y horarios de servicio. Esto le otorgó visibilidad a nivel local e internacional. José Luis Martínez, dueño del negocio, asegura que esta acción atrajo la atención de clientes de otras partes del mundo que visitaban Oaxaca y cuenta que su primera venta con este modelo fue a turistas alemanes que lo encontraron por medio del buscador.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre