animador mexicano que ahora hace una serie para Netflix
(Photo: Rodin Eckenroth/Getty Images/AFP)

El escritor y director de la reconocida película El Libro de la Vida no ha caminado en línea recta hacia el éxito. El animador tuvo que encontrar su voz –que resultó muy mexicana– entre un medio muy competido y ha brincado varios baches.

Ahora, es reconocido a nivel mundial por sus proyectos como la serie de Nickelodeon El Tigre: las aventuras de Manny Rivera y la película El libro de la vida, nominada al Globo de Oro en 2015Actualmente trabaja en la serie Maya and the three para Netflix.

“Mi abuelo decía que había dos tipos de mexicanos, los supermachos y los machos. A los primeros les tocaba el camino más difícil, pero tenían mejores recompensas. Todos los días hay decisiones que tomar y las de supermacho son las más difíciles o impensables, pero que te hacen mejor”, dijo el animador durante su participación en Wacom Webinar Series.

¿Te gustan nuestros contenidos? Puedes suscribirte gratis a nuestro newsletter

La voz mexicana

Su padre era un arquitecto y siempre supo que Jorge amaba dibujar. Cuando su hijo quiso estudiar animación le dijo que debía probarle que era bueno y aplicar a la California Institute of Arts (CalArts). Solo así lo dejaría dedicarse a esa profesión.

Fue a esa escuela con un portafolio con caricaturas que se parecían a Bugs Bunny y a Mickey, pero el profesor que lo entrevistó le dijo que “no tenía voz” como artista, que no tenía mensaje claro.

“Fue un tatuaje emocional en el alma y me fui. Dejé un folio en su mesa y él lo vio. Eran dos pinturas relacionadas con México. Me llamó de vuelta y me dijo que esa era mi voz. No los otros dibujos que hice porque creí que eso era lo que ellos querían ver”, contó.

Entró al colegio y consiguió una beca por parte del gobierno mexicano y del Instituto, de donde se graduó como animador experimental. Después estuvo como becario en Sony y fue parte de los animadores de la película Stuart Little, pero se dio cuenta que quería contar historias sobre su cultura y gente como él. Consideró que había una baja representatividad en la pantalla.

Recomendamos: Paulo Lozano, el profesor mexicano del MIT enamorado del espacio

“Creo que salirme de México fue, en ese momento, la única manera para poder sobresalir, pero cada vez la animación en el país se levanta más, aunque ahora la competencia es con todo el mundo. Ahora la educación la puedes encontrar también en internet, en YouTube, pero lo que te va a conseguir trabajo es tu portafolio”, agregó.

La historia “muy mexicana”

Gutiérrez trabajó en El libro de la vida y fue a vender su idea a Disney, Fox, Warner y Dreamworks. Siempre le decían que la historia era “muy mexicana”. Así que aceptó un trabajo en Sony para hacer una serie de su personaje El macho, pero el show fue cancelado, lo que también ocurrió con los proyectos Carmen can spell y Super macho fighter para Disney y Nickelodeon, respectivamente. Después trabajó como parte del equipo de Mucha Lucha de Warner. 

“Me decían que los shows eran muy mexicanos. Entonces entendí que la cultura no podía ser la estrella del show, pero que los personajes debían provocar empatía, para que no importara su origen para las audiencias. Así fue como cree El Tigre”, indicó.

Esta serie que cuenta la historia de un chico cuyo padre es un superhéroe y su abuelo un villano. La animación ganó siete premios Emmy y después también fue cancelada.

Poco después fue la productora 20th Century Animation quien aceptó realizar la película El libro de la vida y tuvo diversos acercamientos con Guillermo del Toro para que aceptara producirla, el cineasta mexicano aceptó porque conocía su trabajo en la serie El Tigre.

La película, que contó con las voces de Diego Luna, Zoe Saldaña y Channing Tatum, estuvo nominada al Globo de Oro en la categoría de Mejor Película Animada

Contra la masculinidad tóxica

Jorge Gutiérrez se dio cuenta que en su trabajo siempre había hecho historias en las que los hombres eran los héroes. En su nuevo proyecto para la plataforma de streaming Netflix quiso cambiar ese enfoque y mezclarlo con mitos mesoamericanos. 

“Quiero honrar a las mujeres de mi vida: mi esposa, mi mamá y mi hermana. Así nació Maya and the three. México tiene demasiada masculinidad tóxica y quiero basarme en las historias sobre dioses que conocemos y transformarlos”, indicó.

La serie comprada por Netflix Animation aún se está trabajando desde casa y la música fue creada por el ganador del Oscar Gustavo Santaolalla. 

“Hemos visto fantasías sobre Grecia y China un millón de veces, pero no sobre mesoamérica creada por personas de estos países y menos con una heroína al frente”, agregó.

Las redes sociales como plataforma de exposición

El animador recomendó a los recién graduados que vean este tiempo y la situación por la Covid-19 como algo positivo para encontrar un empleo.

“Este es un tiempo mágico gracias a la Covid. Ahora no importa en dónde vives, puedes aplicar a empleos en donde sea y tu trabajo es lo que se considerará”, indicó.

Te puede interesar: ¿Te acabas de graduar? Estos son los consejos de los Obama, Beyoncé y el CEO de Google

Finalmente, recomendó publicar su trabajo en las redes sociales para que sean más fáciles de contactar.

Si amas dibujar, pintar o escribir ciertas cosas, ponlas afuera y no las escondas, porque si alguien busca lo que estás haciendo, te van a contactar. Así es como te contratan por hacer cosas que amas”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre