De amigo a jefe: ¿cómo lidiar con tus compañeros tras un ascenso?
Envato elements

Un día son tus pares y tus amigos. Al otro, recibes un ascenso y te conviertes en su superior. ¿Cómo debe cambiar la relación con tus compañeros de trabajo al convertirte en su jefe?

“Entre pares en la oficina existe una sensación de igualdad, de que todos estamos juntos en esto”, dice Rebecca Chory, profesora asociada de la Universidad Estatal de Frostburg, quien estudia el comportamiento organizacional y las relaciones en el lugar de trabajo. “Pero cuando una persona es ascendida, la parte de igualdad ya no está allí”.

Hablarlo es clave

Es un hecho: la relación va a cambiar en cuando una persona sea promovida, no hay forma de evitarlo. La clave es reconocer el cambio y trazar un plan para avanzar. Tengan una conversación franca —y probablemente un poco incómoda— sobre lo que sucedió y lo que sucederá a continuación. 

“Como nuevo gerente, debes recordar que ya no son pares”, asegura Amy Cooper Hakim, practicante de Psicología Industrial Organizacional y experta en temas laborales.

Ten en cuenta que, incluso si una persona en esa relación no buscaba ser ascendida, es probable que haya algunos sentimientos negativos , como los celos. “La única forma de que esas emociones negativas puedan ser apaciguadas es hablarlas”, menciona Denise Dudley, psicóloga conductual.

Puede servir pedir apoyo en tu nuevo esfuerzo. “Muestra vulnerabilidad”, explica. “Di: ‘Esto podría volverse incómodo, pero no quiero que sea así y estoy buscando tu apoyo’”.

Predica con el ejemplo

Como nuevo jefe, establece el tono de cómo funcionará la nueva relación con tus expares, y no te dejes engañar con que debes actuar con dureza para ganar respeto, advierte Cooper Hakim. 

“No funciona. Dirige con el ejemplo siendo positivo y amigable, con un tono amable y haciendo que la gente asuma su responsabilidad”, expone. La clave es tener empatía con lo que tus compañeros puedan sentir acerca de la situación.

Encuentra un nuevo confidente

Todos necesitamos a alguien en el trabajo para intercambiar ideas o desahogarnos. Pero cuando te ascienden, es una buena idea encontrar un nuevo confidente. “Eso podría significar que cultives una nueva relación con otro gerente”, dice Dudley.

Es probable que te enteres más sobre proyectos e información confidencial que no debe ser discutida. “Ahora eres el jefe, tienes ciertas tareas y obligaciones con la organización”, menciona Cooper Hakim.

Sé consciente, la gente está observando

La gente asumirá que habrá algo de favoritismo, así que trata de evitar dar la impresión de que así es.

“En general, es probable que no convivas de la misma manera que antes del ascenso; simplemente se pone muy complicado”, explica Cooper Hakim. Eso significa reducir las charlas privadas que solías tener en el área de comida, y los desayunos o las salidas por café podrían tener que cesar o incluir a más personas para evitar cualquier percepción de parcialidad.

“Sin importar qué, la gente buscará formas en las que estés practicando el favoritismo”, asegura Dudley. “Tienes que resolver eso siendo tan justo y objetivo que hagas que las personas eventualmente se tranquilicen”.

Los amigos también deben tener en cuenta que el hecho de que sean cercanos al ahora gerente no significa que deban pedir favores o esperar un trato especial.

La amistad puede terminar

A veces, una amistad no podrá sobrevivir al ascenso de una persona en el organigrama, y eso está bien. “La amistad podría desmoronarse y quebrarse y, de alguna manera, eso resuelve gran parte del problema”, expone Chory. “No tendrás esa tensión si no eres tan amigable y te desvinculas”.

CON INFORMACIÓN DE EXPANSIÓN / CNN / KATHRYN VASEL

¿Quieres pedir un ascenso? Te decimos cómo hacerlo. Da clic aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre