Katalina Zuñiga recibe gel antibacterial antes de subirse a una camioneta que es usada como escuela móvil en Araucania, Chile. (Foto: Mario Quilodrán/ AFP)

La crisis producida por la pandemia de la Covid-19 puede retroceder varias décadas los avances alcanzados en educación para las niñas en América Latina y el Caribe, advirtió la organización humanitaria Plan Internacional.

Señala que la cuarentena decretada por los gobiernos de algunas países como medida preventiva para frenar la expansión del nuevo coronavirus dejó a un 95% de los estudiantes alejados de los servicios de educación básica.

Además, muchos padres han perdido sus trabajos por la crisis económica generada por la pandemia, lo que hace más difícil pagar los estudios de las niñas.

“Se estima que la brecha de género en términos de acceso a la educación podría ampliarse retrocediendo décadas y dejando atrás los logros ya obtenidos”, dijo Janaina Hirata, especialista regional de Educación en Emergencias de Plan Internacional.

Pidió también que los gobiernos latinoamericanos tomen medidas urgentes que garanticen que las niñas “retomen el ciclo escolar”.

Esta ONG también teme que se produzca un aumento de los embarazos en adolescentes, violencia sexual y matrimonios y uniones infantiles durante la cuarentena, dramas que se verían agravados al provocar que las niñas dejaran de ir a la escuela.

La falta de acceso a la educación de las niñas “ocasionará décadas de retraso, y traerá un riesgo generacional” porque una menor que no estudia “tiene menos oportunidades y eso puede afectar las próximas generaciones”, indicó la organización.

Recomendamos: 60% de alumnos han presentado problemas para seguir sus clases online

Vulnerabilidad alimentaria

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) alertaron sobre el aumento de la vulnerabilidad alimentaria en México es una amenaza real en el contexto de la Covid-19 que sólo una actuación coordinada e inmediata en cuanto a políticas de protección social logrará frenar.

Durante el lanzamiento de la publicación “Recomendaciones dirigidas a tomadores de decisiones en México para dar respuesta a la vulnerabilidad alimentaria derivada del Covid-19”, las tres agencias de las Naciones Unidas resaltaron que México atraviesa la pandemia en un contexto en el que más del 50% de sus hogares padecen algún tipo de inseguridad alimentaria y su población está afectada por la triple carga de malnutrición

Aproximadamente el 15% de los niños y niñas menores de 5 años en localidades con menos de 100 mil habitantes padecen de desnutrición crónica, y a nivel nacional el 38% niños de 12 a 24 meses padecen de anemia y el 36% de los niños y niñas en edad escolar padecen sobrepeso y obesidad.

(Con información de AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre