(Diego_Simon/Cuartoscuro

Por: Laura Ortiz Zúñiga

El Museo Nacional de Historia, ubicado al interior del Castillo de Chapultepec cumple 75 años de resguardar entre sus muros y columnas, una de las colecciones más ricas y variadas del enorme patrimonio cultural de nuestro país.

Aunque sus antecedentes se remontan a 1825, año en el que el primer presidente de México, Guadalupe Victoria, ordenó la formación del primer Museo Nacional, su inauguración en la época moderna se llevó a cabo el 27 de septiembre de 1944, bajo el mandato del entonces presidente Miguel Ávila Camacho.

El museo cuenta con 12 salas de exposición permanente que presentan la trayectoria histórica del país, desde la Conquista hasta la Revolución Mexicana y 22 salas en el área conocida como Alcázar, en las que se recrean las habitaciones de Maximiliano, Carlota y del presidente Porfirio Díaz, además de una sala que recuerda el asalto al Castillo de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847.

Te presentamos 8 curiosidades que hay detrás del Castillo y su historia como museo:

Zona de cacería

Las primeras rejas del Castillo las puso el virrey Luis Velasco, quien además, junto con los primero virreyes, utilizaban el área del bosque de Chapultepec para la caza de ciervos, liebres y conejos.

Los leones que lo resguardan

Estas figuras que se ubican sobre Paseo de la Reforma y dan la bienvenida a los visitantes del Castillo, durante muchos años estuvieron exactamente enfrente de la Diana Cazadora.

El museo de la Flora y Fauna

En el espacio entre los leones y el Altar a la Patria, donde ahora está el Museo de Arte Moderno, hubo un museo de la Flora y Fauna, donde había enjambres de abejas y hormigueros con insectos vivos, que podían observarse a través de un cristal.

Los presidentes que lo habitaron

Manuel González lo convirtió en la residencia oficial y después de él lo habitaron Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y por último Abelardo Rodríguez.

 

 

 

El primer elevador de México

Ya que Porfirio Díaz vivió en el Castillo hacia 1886, comenzó a implementar tecnología como luz eléctrica y un elevador que aún permanece en el museo como parte del patrimonio histórico.

Su acervo

En el Castillo pueden verse obras de Eduardo Solares, José Clemente Orozco, Antonio González Orozco, Angel Bolívar, Jorge González Camarena, Siqueiros y Juan O’Gorman.

Arqueología

La restauración del Castillo, llevada a cabo en el año 2000, permitió una importante investigación arqueológica en el Cerro del Chapulín. En la ladera sur del cerro se encontraron restos humanos e instrumentos de más de 3000 años.

Bajo el Castillo hay restos prehispánicos y de una capilla colonial de base circular igual que el templo, descubiertos al remodelar El Alcázar. Muchas de las construcciones han sido demolidas o restauradas sobre el mismo lugar.

Los niños héroes

En 1843 el Colegio Militar se mudó al Castillo y se le hicieron adaptaciones para que funcionara como tal; fue parte de un complejo militar que incluyó una fábrica de pólvora y los destacamentos militares de Las Ataranzas y el Molino del Rey.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre