iStock

Un grupo de astrónomos determinaron mediante datos del observatorio espacial XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea (ESA), la velocidad de rotación del agujero negro mientras devoraba una estrella.

El autor principal del estudio, Dheeraj Pasham, dijo que es difícil acotar la velocidad de rotación de un agujero negro, ya que sus efectos únicamente se aprecian de cerca, donde la gravedad es fuerte y difícil de ver con claridad.

“Sin embargo, algunos modelos muestran que la masa de una estrella destruida se asienta sobre una especie de disco interior que expulsa rayos X. Imaginamos que si hallábamos instancias donde este disco brillase con especial intensidad, podríamos delimitar la rotación del agujero negro”, apuntó.

El equipo de trabajo estudió un evento denominado ASASSN-14li, descubierto por el Censo Automatizado de Supernovas de Cielo Completo (ASASSN) el 22 de noviembre de 2014. El hallazgo se dio a través de observaciones a ASASSN-14li realizadas con los observatorios de rayos X XMM-Newton de la ESA, así como de Chandra y Swift de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Mediante estos datos, los científicos buscaron una señal estable que mostrara un patrón de ondas, el cual se produce cuando un agujero negro recibe una repentina afluencia de masa, tal y como sucede cuando devora una estrella.

Te recomendamos: Agujero negro en el centro de nuestra galaxia reafirma a Einstein

Los científicos detectaron una intensa señal de rayos X que oscilaba con un periodo de 131 segundos a lo largo de 450 días.

Al combinar los datos con la información sobre la masa y el tamaño del agujero negro, mismo que tiene una masa al menos un millón de veces superior a la del Sol, los astrónomos descubrieron que debía de girar a más del 50 por ciento de la velocidad de la luz y que la señal procedía de su interior.

“Nunca se había visto una señal estable durante tanto tiempo cerca de un agujero negro. La señal procede de un lugar cercano al horizonte de eventos del agujero negro, punto más allá del cual no podemos observar nada porque la gravedad es tan fuerte que ni siquiera la luz puede escapar”, dijo la coautora del estudio Alessia Franchini.

El estudio demuestra una nueva forma de medir la rotación de los agujeros negros masivos, mediante la observación de su actividad cuando perturban con su gravedad estrellas que pasan cerca.

Estos eventos pueden ayudar a comprender aspectos de la teoría general de la relatividad, precisó la ESA.

Se podría cruzar un agujero negro en una nave

De acuerdo con una investigación liderada por Gauray Khanna de la Universidad de Massachusetts en Estados Unidos, misma que fue publicada en Live Science, sugiere que ciertos agujeros negros podrían ser atravesados por una nave espacial sin sufrir daño alguno, aunque debemos considerar su velocidad de rotación.

Para explicarlo de mejor manera primero debemos entender qué es y cómo funciona un agujero negro: este tipo de fenómenos espaciales se forman cuando una estrella supermasiva llegan a su fase final y comienza a contraerse, llegando a un punto de infinita densidad llamado singularidad, capaz de distorsionar inclusive el espacio-tiempo.

Cuando poseen demasiada materia, su fuerza de atracción es tan grande que se convertirá en un agujero negro que absorberá y comerá todo lo que se encuentra a su alrededor.

Lee: ESO confirma teoría de Einstein cerca de un agujero negro súpermasivo

Sin embargo, es importante resaltar que no todos actúan de la misma manera. Por ejemplo, un agujero negro como Sagitario A, ubicado en el centro de nuestra galaxia, es demasiado grande y gira lentamente, por lo que su fuerza de atracción es menor, lo que abre la posibilidad de ser atravesado por elementos grandes -como una nave- sin sufrir ningún tipo de daño.

Para llegar a esta conclusión, Khanna y su equipo utilizaron la simulación de un modelo informático capaz de capturar la mayoría de los efectos físicos de un objeto que caiga en un enorme agujero negro, como el mencionado con anterioridad.

“La singularidad dentro de un agujero negro en rotación podría ser muy débil y por lo tanto, no dañaría los objetos que interactúan con ella. Aunque pueda parecer contrario a la intuición, uno puede pensar que se trata de algo análogo a la experiencia de pasar rápidamente el dedo a través de la llama de una vela sin quemarse”, destacó.

Con información de Notimex y ABC

Descubren el agujero negro que más rápido crece en el Universo. Conócelo aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre