AFP

Una investigación realizada por la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en colaboración con el Hospital Universitario, ambos ubicados en Suiza, basada en la estimulación eléctrica, permitió recuperar el control de sus músculos a un grupo de parapléjicos que desde hace tiempo estaban inmovilizados.

Tiempo atrás, algunos estudios ya habían permitido a los enfermos realizar algunos pasos con ayuda de caminadores, pero solo a través del estímulo continuo. “Hoy se ha dado un gran paso, pues nadie había demostrado antes la posibilidad de moverse o caminar al  parar la estimulación”, afirmaron los especialistas.

Lee: El implante que podría terminar con la paraplejia

Este avance propone un paso respecto a las lesiones situadas en la médula espinal, pues el hecho que después de varios meses de terapia eléctrica un grupo de hombres hayan podido retomar el control de sus músculos, sin activar la estimulación, es una prueba sólida de que el cerebro y el sistema nervioso pueden restablecer conexiones naturales.

En la investigación participaron tres pacientes: David M. de Zúrich (Suiza), 28 años,  paralizado tras un accidente deportivo en 2010; Gert-Jan Oskam, 35 años, de Holanda, víctima de un accidente de bicicleta en China en 2011 y Sebastian Tobler, 47 años, de Friburgo (Suiza), el más grave, que también sufrió un accidente con una bicicleta de montaña en 2013.

Es importante señalar que para lograr resultados óptimos, a la terapia se le sumó un entrenamiento físico intensivo.

La experiencia está basada en dos fases: en la primera, la estimulación permite una activación de los músculos y aumenta la resistencia en el entrenamiento. En la segunda, se puede comenzar a ver una recuperación neurológica, es decir, que ciertos movimientos se han vuelto posibles sin estimularlos.

Por si te lo perdiste: Electricidad como nuevo tratamiento contra obesidad

Los electrodos se conectan por un cable al neuroestimulador, colocado en el abdomen bajo la piel. Además, un reloj con reconocimiento de voz permite a los paciente activar su estimulador.  

Por último, los especialistas resaltaron que la programación y la localización de la estimulación eléctrica son esenciales para la capacidad del paciente para efectuar un movimiento voluntario en un futuro.

En los resultados finales, dos de los participantes fueron capaces de caminar utilizando un andador con ruedas para el equilibrio y la seguridad.

CON INFORMACIÓN DE AFP

TE RECOMENDAMOS: 

Hombre parapléjico vuelve a caminar gracias a electrodo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre