Envato Elements

Por: Nancy Malacara

El talento es clave en el cumplimiento de la NOM-035. Magda Rodríguez, psicóloga certificada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), asegura que la entrada en vigor de esta norma —que obliga a todos los centros de trabajo del país a prevenir factores de riesgo psicosocial y violencia laboral—, no solo es responsabilidad de las empresas, sino también de los colaboradores.

Rodríguez refiere que los empleados tienen dos caminos para ayudar con su ejecución: participar en el hostigamiento, acoso y malos tratos en la oficina o ser agentes de cambio en la creación de espacios sanos.

“Esta norma pretende que los trabajadores se desenvuelvan en un ambiente más favorable. Sin embargo, no todo el compromiso recae en las empresas. Los mismos trabajadores deben involucrarse más y estar conscientes de las consecuencias que traen los factores de riesgo psicosocial”, menciona.

Lee: El estrés laboral disminuye el compromiso de empleados

Estos agentes generan daños importantes en la salud de los trabajadores. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 43% los mexicanos padecen estrés laboral , debido a que es la nación que más horas trabaja, aunque sus índices de productividad son de los más bajos entre los países miembros.

Un estudio realizado por Erika Villavicencio-Ayub, coordinadora e investigadora de psicología organizacional de la Facultad de Psicología de la UNAM, reveló que los mexicanos padecen trastornos psicosomáticos, emocionales y físicos por las malas condiciones en las que laboran.

Ante este escenario, los empleadores pueden recurrir a programas de bienestar y de integración de equipos para mejorar el clima organizacional, pero no es su deber. Por eso, la NOM-035 incluye siete obligaciones que los trabajadores deben asumir tras la entrada en vigor de la norma:

1Acatar las medidas de prevención

Estar atentos a los cambios que establezca el empleador y colaborar en su implementación para construir un entorno organizacional favorable, controlar los factores de riesgo psicosocial en la compañía y prevenir actos de violencia laboral.

2No contaminar el centro de trabajo

Abstenerse de realizar prácticas contrarias al entorno organizacional favorable y actos de cualquier tipo de violencia laboral.

3Ser un agente de cambio

Participar en la identificación de los factores de riesgo psicosocial y, en su caso, en la evaluación del entorno organizacional .

4Denunciar prácticas negativas

Informar sobre la existencia de prácticas negativas y denunciar actos de violencia laboral, mediante los mecanismos que establezca el empleador o a través de la Comisión de Seguridad e Higiene a la que se refiere la norma.

5Comunicar si ha sido víctima de violencia laboral

Si un trabajador ha presenciado o sufrido un acontecimiento traumático severo deberá informarlo por escrito al empleador. El escrito deberá contener la fecha de la elaboración, el nombre del trabajador que elabora el escrito, el nombre de los trabajadores involucrados, la fecha de la incidencia y la descripción de los hechos.

6Ser más activo y participativo

Participar en los eventos de información que proporcione el patrón.

7Someterse a exámenes médicos y evaluaciones psicológicas

Someterse a exámenes médicos y pruebas psicológicas para descartar un trastorno de ansiedad, sueño o estrés postraumático. En caso de presentar algún problema de este tipo, deberá recibir atención médica oportuna.

Te recomendamos: El 43% de los mexicanos padecen estrés laboral y estas son las consecuencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre