El trabajo de las mujeres en todas las áreas de desarrollo profesional va ganando terreno, su fuerza laboral representa el 44% del total del personal ocupado en actividades económicas, así como el 17.1% de la personas trabajando en las tecnologías de información y comunicación (TIC), de acuerdo con cifras del Inegi a 2018. 

Para conmemorar el trabajo de las mujeres que están conectado al país y cambiando los procesos análogos por la innovación digital, te presentamos a ingenieras, financieras, mercadólogas y administradoras que se dedican a la transformación de las telecomunicaciones y el consumo desde diferentes puestos. 

Martha Lozano, directora de mercadotecnia en Alestra 

Cortesía Alestra

Alestra es la marca de servicios digitales y soluciones TIC de Axtel, de Grupo Alfa, empresa a la que Martha Lozano, egresada del Tec de Monterrey de la carrera sistemas computacionales, ha entregado 20 años de trabajo en diferentes responsabilidades, primero, como gerente de producto. Lleva cuatro años como directora de mercadotecnia pero conoce las tecnologías que promueve desde su creación.  

“Inicié como product manager del servicio de VPN (virtual private networks) por ahí del 2000 y los pocos meses me encargaron construir todos los servicios administrados de la compañía. Posteriormente, hice la primera red de internet nacional, después con una alianza que tuvimos con AGN- me tocó llevar el liderazgo de los productos internacionales de la compañía. Soy tecnológica pero mi jefe me dice ‘ahora quiero que te dediques a promover los servicios’. Mi primer pensamiento fue de shock porque dije ‘yo los hago, no los promuevo’, pero entendí el mensaje claro: no puedes promover sin conocer. Tengo la habilidad entender desde su concepción cómo se hace un servicio”, cuenta Lozano. 

En su paso por la empresa no solo ha crecido su experiencia profesional sino su familia. “Inicié mi carrera profesional en la compañía básicamente con mi primera hija recién nacida– y durante mi carrera tuve a mi siguiente hijo. Si tengo que pensar en todos los esfuerzos, de mi vida y mi trabajo y sumarlos, tendría un balance sumamente positivo de agradecimientocariño y reconocimiento a toda la gente que ha estado a mi alrededor, que me ha aportado y me ha apoyado con lo que he tenido que hacer en la empresa”, dice la directiva. 

Erika Falfán, directora de operaciones digitales de Sams.com.mx 

Cortesía Erika Falfán

Desde Danone, Erika Falfán, egresada de Administración financiera del Tec de Monterrey, dio el salto a una nueva responsabilidad en el mundo digital para hacerse cargo del sitio de e-commerce de SAM’s, la división de venta mayorista por membresía de Walmart. 

“En Grupo Danone hice carrera y durante 12 años fui escalando peldaños. Empecé como analista de finanzas, después una jefatura, una gerencia, subdirección hasta que casi los últimos cuatro años de mi carrera estuve como CFO (directora de finanzas) para el negocio de Home and Office Delivery de Bonafont, fue un gran reto que alcancé a los 32 años. La compañía tomó el riesgo de ponerme en una posición estratégicamente importante a pesar de que era una persona joven y estoy muy agradecida por ello”, cuenta Falfán vía telefónica. 

Con esa experiencia, su perfil despuntó para la cadena Walmart donde se incorporó a SAM’s y ahora lidera el sitio web de compras en línea. Después de una visita a China para ver el boom del e-commerce y de los ecosistemas que existen allá, como Alibaba y Tencent, eso empieza a llamar mi atención al negocio de e-commerce. Cuando regresé me invitaron a participar en una vacante para liderar el negocio de e-commerce, no desde una perspectiva financiera sino como una operadora digital. Logré quedarme debo admitir que tenía un poco de temor porque no era mi área de expertise. A la fecha, sigo aprendiendo muchas cosas pero pienso que no debo permitir que el miedo me paralice”, dice a modo de recomendación para las mujeres que están por asumir nuevos retos profesionales. 

Karen León, supervisora de construcción e implementación de red en AT&T 

Cortesía AT&T

A Karen León, egresada de arquitectura de la UNAM, le tocó se parte de la transición de Iusacell a AT&T, cuando la empresa llegó a México en 2015.  

“Cuando inicié en Iusacell trabajaba en escritorio, hacía validaciones técnicas, y cuando llego a AT&T –la empresa todavía no cumplía su primer aniversario de haber llegado a México ya tenía el liderazgo de un grupo de trabajo en campo y participaba activamente en uno de los proyectos más importantes de la compañía en ese momento”, cuenta sobre el cambio de compañía tras la compra de Iusacell por AT&T. 

La diferencia no fue solo en las responsabilidades laborales sino en la cultura de desarrollo de personal con la nueva empresa. “Uno de los pilares de la empresa es la diversidad de género, hay un programa que se llama Mujeres en acción, que me inspiró muchísimo para no fijarme en los límites. En la primera actividad del programa nos dieron una tarjetita que decía ‘si suelta sus miedos vas a tener más lugar para hacer crecer tus sueños” y esa frase la puse en mi agenda de trabajo y cada vez que me enfrentaba un reto la abría y me inspiraba muchísimo’, dice la responsable de hacer crecer la cobertura de infraestructura de la tercera empresa de telecomunicaciones móviles del país. 

Gabriela Flores Zertuche, directora de planificación y control de tecnología 

Cortesía Telefónica

Antes de salir de la carrera, Gabriela Flores ya estaba inmersa en el mundo de las telecomunicaciones trabajando para Telefónica, empezando como becaria en el área de ingeniería de transmisión y desde 2007, la egresada de ingeniera industrial de la Universidad Anáhuac, ha hecho carrera en la empresa española que cuenta con la segunda mayor cantidad de líneas móviles en México. 

“Comencé a escalar dentro de la empresa a temprana edad, llegué a ser la gerente más joven en Telefónica México y en su momento también la subdirectora más joven, esto en el área de Tecnología. Telefónica Movistar siempre ha apoyado al talento joven y la inclusión, eso me tiene muy satisfecha porque independientemente de mis logros, edad o género, fui sometida a las pruebas necesarias para ganarme dichas posiciones”, cuenta a Tec Review. 

Una vez fuera de la academia, debió demostrar las habilidades de liderazgo en un ambiente retador, pues es una industria dominada por hombres. “El desafío más grande al que me enfrenté en mis inicios fue lograr destacar y crecer dentro de la compañía, aun trabajando mayormente rodeada de hombres por ser un área de tecnología. Logré exponer y defender mis puntos de vista y opiniones con convicción frente a directivos con mucha experiencia y a todos los equipos de trabajo multidisciplinarios”, dice Flores. 

Marthangela Di Ciero, emprendedora en eBay 

Cortesía Marthangela Di Ciero

Aunque nació en la Ciudad de México, Marthangela Di Ciero tiene varios años viviendo en Celaya, Guanajuato, desde donde cambió su fábrica de ropa por la venta on line. Ahora, la administradora de empresas solo se dedica a comercializar diferentes parches personalizados para todo el mundo.  

“Hace casi 20 años que empecé con eBay a vender artesanías. Lo primero que vendí fue un tortillero, luego artesanías, talavera, pero descubrí que la gente busca cosas personalizadas –siempre me he dedicado al negocio del bordado- y vi ese nicho”, recuerda sobre sus inicios en las ventas on line. 

De colocar un producto a tener 500 tipos de parches que van a diferentes países, la emprendedora ahora goza del fruto de su curiosidad por los negocios en internet. “He vendido casi en todo el mundo, desde Tasmania, Groenlandia, Islandia, la Patagonia, donde te imagines. El más extraño de todos (mis pedidos) fue en el principado de Andorra, que tiene como 80,000 habitantes, para mí fue lo más extraño que en un lugar tan pequeño me hayan pedido algo y ya me han comprado cuatro veces”, destaca Di Ciero que vende a través de diferentes plataformas digitales y fue galardonada como la Vendedora Omnicanal del año por eBay. 

Myrna Lira, vicepresidenta adjunta de tecnología en AT&T 

Cortesía Myrna Lira

Cuando apenas era una niña, Myrna Lira –ingeniera en telecomunicaciones por la UVM- tuvo claro que su vocación era de ingeniera gracias a su contacto con los videojuegos. “Eso despertó en mí el interés por la tecnología, sabía que quería ser ingeniera, no sabía de qué pero tenía muy claro que quería incursionar en este ámbito. Cuando decido estudiar ingeniería me llamó mucho la atención la ingeniería en telecomunicaciones y con mi primer empleo me di cuenta que no me equivoqué, hoy hago lo que más me gusta y estoy muy feliz”, recuerda Lira. 

Lira es vicepresidenta adjunta de tecnología de AT&T, pero llegar a una empresa en el que 34% de las posiciones de liderazgo las ocupan mujeres le ayuda a comparar que ésta no ha sido siempre una realidad en su ámbito de desarrollo.  

“Cuando estudié la carrera solo éramos tres chicas y terminamos dos nada más y cuando empecé a trabajar era lo mismo y me enfrenté a la poca inclusión. Me costó trabajo -no lo voy a negar- hacerme presente y hacerme respetar por ingenieros que tenían mucha más experiencia que yo.  Al entrar a AT&T es un mundo totalmente diferente porque hay planes de desarrollo para las mujeres, hay una inclusión increíble que ha dado unos resultados muy satisfactorios”, destaca. 

Esta es solo una pequeña muestra de cómo el talento de las mujeres mexicanas está cambiando la forma de comunicarnos y hacer negocios.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre