Envato Elements

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año mueren, aproximadamente como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.

Investigadores de la Universidad de Taiwán identificaron seis ejercicios que podrían ayudar a combatir los efectos genéticos que intervienen en la obesidad.

Se trata de un estudio realizado a 18, 424 adultos, de 30 a 70 años de años de edad,  el cual se analizó las interacciones entre la genética de los participantes y sus rutinas de ejercicio. 

“Nuestros hallazgos muestran que los efectos genéticos en las medidas de obesidad pueden reducirse en diversos grados al realizar diferentes tipos de ejercicio”, señalan los investigadores en su documento publicado PLOS Genetics en 2019.

Los investigadores analizaron cinco medidas de obesidad: el índice de masa corporal (IMC), el porcentaje de grasa corporal (BFP), la circunferencia de la cintura (WC), la circunferencia de la cadera (HC) y la relación cintura-cadera (WHR).

Los resultados del estudio arrojaron que el trote regular disminuyó los efectos genéticos sobre el IMC, BFP y HC. Mientras que el escalar montañas, caminar, el ejercicio, el baile  y una práctica larga de yoga también atenuaron los efectos genéticos sobre el IMC. 

Sin embargo, no se encontró que los ejercicios como el ciclismo, el ejercicio de estiramiento, la natación, o el Dance Dance Revolution modifiquen los efectos genéticos en ninguna medida de obesidad.

“Los beneficios del ejercicio físico regular son más impactantes en sujetos que están más predispuestos a la obesidad”, explicaron los invstigadores. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre