iStock

Por: Angelica Pineda

Para los empresarios de Puebla, la tierra no dejó de moverse tras el sismo de septiembre de 2017. Sus ventas cayeron 15% ese año y siguieron bajando en el siguiente debido al robo a comercios, la falta de financiamiento y a la menor afluencia de turistas, actividad golpeada por la inseguridad. La situación no mejoró con el arranque de este año y muestra lo que pasan muchas empresas a lo largo del país.

“Hay inestabilidad en el tema administrativo –tras el fallecimiento de la gobernadora Martha Erika Alonso, el 24 de diciembre- no sabemos hacia dónde el gobierno va a destinar los apoyos”, dice Erik Navarro, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de Puebla.

Los subsidios de los gobiernos federal y estatal han sido una alternativa de financiamiento para 2,355 micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) poblanas, que no tienen acceso al crédito bancario. El beneficio alcanza a menos del 1% del total de compañías que hay en la entidad. Son insuficientes, pero necesarios, considera Navarro. “La falta de apoyos continúa siendo uno de los factores que merman su crecimiento”.

Puedes leer: La startup que moderniza las ‘tienditas’ con pagos electrónicos

La falta de acceso a créditos afecta a tres de cada 10 mipymes del país y es la principal razón para que su negocio no crezca, indica el Reporte de Crecimiento y Crédito de las Pymes 2019, de la plataforma de préstamos Konfío. “Formalizar un negocio es más sencillo que sacar una cuenta de cheques u obtener una terminal punto de venta para tu negocio”, sostiene Filiberto Castro, director de Crecimiento de la empresa. La fintech entrevistó a 1,700 empresarios del país, para conocer los factores que frenaron su crecimiento en 2018. Estas son las cinco principales razones:

Falta de acceso al financiamiento. De hecho, en 2018 hubo un retroceso en el acceso al crédito para pymes, afirma Castro, como resultado de la incertidumbre económica del año pasado (generada por el ambiente de elecciones presidenciales y la inseguridad). Un análisis del número de préstamos activos otorgados por la banca y que fue incluido en el reporte arroja un decremento de 5.8% en ese rubro respecto al año previo. Por monto, el retroceso fue de 2.2%. “Las tasas de 18% a 20% son muy caras para las mipymes, sus márgenes de ganancias han venido cayendo”, expone Daniel Curiel, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ).

No solo es una cuestión de tasas, sino de cultura financiera. El 30% de los entrevistados por Konfío reconoció tener problemas con el Buró de Crédito. “No hemos sido capaces de desarrollar una cultura financiera y hacer un historial crediticio desde joven, en eso falta mucho”, señala Juan José Sierra, presidente de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Veracruz.

Lee: 10 mandamientos financieros para emprendedores

Los empresarios esperan del gobierno programas de apoyo para sus negocios. Jalisco cuenta con el Fondo de Fomento Empresarial (Fojal), que otorga créditos a tasas de 8% a 12%. “Su bolsa es de 1,000 millones de pesos, pero es insuficiente. Pagan y vuelven a pedir. No ha podido crecer”, expone Curiel.

Incertidumbre económica. Uno de cada cinco empresarios señaló la situación económica como un factor que limitó el crecimiento de su negocio, comenta el directivo de Konfío. Según el reporte, el porcentaje de empresarios con ventas mayores a tres millones de pesos pasó de 23% en 2017 a sólo 17% al siguiente año.

Las elecciones presidenciales y el cambio de poder generaron un escenario de incertidumbre que no termina. “Hay una gran molestia por del tema del desabasto –en Jalisco- que generó pérdidas hasta de 5,000 millones de pesos en los primeros 20 días”, comenta Curiel. El desánimo está sobretodo en las medianas empresas. “Que te haga falta lo básico para mover tus mercancías afectó mucho la percepción en la entidad y en general”.

Podría interesarte: Tres preocupaciones en ciberseguridad de los CIO de Pymes

Competencia. Según el reporte de Konfío, 11% de los entrevistados señaló a este factor como una limitante para el crecimiento de su negocio. Esta situación está más presente en micros y pequeñas empresas poco tecnificadas. “En la zona metropolitana de Guadalajara había 4,000 restaurantes hace siete años, hoy hay 17,000. Eso habla del tamaño de competencia que tiene ese sector”, ejemplifica el coordinador del CCIJ.

El comercio informal también es otra variante que afecta los negocios, abunda Navarro, de Canacope Puebla. “En 2018, hubo un crecimiento considerable de vendedores ambulantes en el Centro Histórico de la capital. En el gobierno anterior había un programa para hacerlos migrar hacia la formalidad, pero con el actual no sabemos cuáles van a ser sus ejes de acción”.

Inseguridad. El 8.7% de los empresarios consultados por Konfío dijo que la inseguridad fue un factor que frenó su negocio. Esto fue más evidente Veracruz, Tlaxcala, Puebla e Hidalgo. “Tuvimos un incremento de ‘cortinazos’ –los delincuentes destruyen las cortinas de los negocios por las noches para robar mercancía- en los primeros cuatro meses del año”, comenta Navarro. El robo a transporte de carga –por carretera o tren- es uno de los flagelos en Veracruz, “En los últimos tres año hubo un alza de 500% en ese delito”, señala el presidente de Coparmex.

Inflación. El aumento de precios y los riesgos cambiarios estuvo presente en 8% de los entrevistados. Un tema que afectó sobre todo a entidades como Jalisco, Colima, Michoacán y Nayarit, según el reporte de Konfío.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre