4 lecciones de emprendimiento de los Jonas Brothers
jonasbrothers.com

“I remember low lows and high highs” (Recuerdo bajos bajos y altos altos). Esta podría ser una frase pronunciada por cualquier emprendedor con un tiempo en el mundo de las startups. Sin embargo, es parte de la letra de la canción Rollercoaster, en la que los Jonas Brothers cuentan su historia desde aquellos días en los que vivían en quiebra en California, Estados Unidos. 

Independientemente de si te gusta la música de este trío de hermanos o no, su trayectoria puede servirte como inspiración emprendedora. Aquí te compartimos algunas de las lecciones que podemos aprender de Kevin, Joe y Nick Jonas. 

El éxito no llega de la noche a la mañana 

Cuando los Jonas Brothers tuvieron su ‘boom’ en Disney en el año 2007, parecía que estos tres hermanos habían tenido un golpe de suerte que los hizo un éxito de la noche a la mañana. Pero en realidad fue todo lo contrario. 

La carrera de Kevin, Joe y Nick inició mucho antes, desde que eran pequeños y descubrieron su pasión: el entretenimiento. De hecho Nick, el más pequeño de los Jonas Brothers, empezó a luchar por alcanzar su sueño desde los siete años en Broadway. 

En 2005, tras años de trabajo, el trío firmó su primer contrato con Columbia y lanzó su primer disco (It’s About Time), el cual fue también su primer fracaso, como ocurre en la mayoría de las historias de los emprendedores. A causa del bajo éxito del álbum, los Jonas Brothers fueron expulsados de Columbia Records.

Afortunadamente pronto encontraron su siguiente oportunidad y se unieron a Hollywood Records, sello discográfico perteneciente a The Walt Disney Company. Así, a principios de 2007 lanzaron su segundo álbum, homónimo, que rápidamente los llevó a lo más alto de las listas de popularidad y ganancias. 

Tan solo en en la gira Burnin Up recaudaron al menos 41 millones de dólares brutos, de acuerdo con Forbes.

El camino es verdaderamente una montaña rusa

Desde entonces, como dice Rollercoaster, tuvieron buenos momentos y malos también. 

En su documental Chasing Happiness, disponible en Amazon Prime Video, los propios Kevin, Joe y Nick cuentan que la serie de Disney Jonas era mala y fue un error; que la carrera solista de Joe no tuvo el éxito que esperaba; que ni Joe ni Nick querían formar parte de la serie protagonizada por Kevin Married to Jonas y, por supuesto, que su “bajo más bajo” los llevó a separarse en 2013. 

Seis años más tarde, este mismo 2019, los Jonas Brothers anunciaron su regreso y en marzo lanzaron el primer single, Sucker, de su nuevo disco, Happiness Begins. La canción debutó en el número uno en las listas de Billboard Hot 100 y US Hot Digital Songs, con 88,000 copias vendidas en su primera semana, convirtiéndose en la primera canción número uno de la banda. 

Su tour, que llegará a nuestro país a finales de octubre, es un total sold out; los Jonas Brothers nunca habían tenido tanto éxito como ahora. 

La honestidad es clave 

Resultado de imagen para play my music, camp rock

Desde sus inicios, los Jonas Brothers fueron honestos con su música y con aspiraciones, algo que de hecho se refleja en la letra de varias de sus canciones. Por eso nunca les fue difícil estar en un set actuando o sobre un escenario frente a una cantidad innumerable de fanáticos, pues siempre han sido ellos mismos y su objetivo siempre ha sido claro: seguir sus sueños. 

“So forget that fancy car, I don’t need to go that far. What’s driving me is following my dreams” (Así que olvida ese auto elegante, no necesito ir tan lejos. Lo que me impulsa es seguir mis sueños), dicen en Play My Music, y en su trabajo, en sus productos, se nota que es así que se manejan. 

Incluso cuando no fue así, se dieron cuenta de que estaban empezando a tomar decisiones para complacer a Disney, por ejemplo, y decidieron retomar el camino de la autenticidad. Es así también como lograron evolucionar de la boy band de The Walt Disney Company a lo que fueron en sus proyectos solistas y a lo que son hoy, con temas más maduros como los que componen el álbum Happiness Begins

Sin pasión ni esfuerzo, no tienes nada

Los Jonas Brothers encontraron a una edad muy temprana su pasión, pero no esperaron a que las oportunidades llegaran. 

Años antes de siquiera firmar con Columbia, los tres hermanos —y sus padres— se esforzaron seriamente para convertirse en verdaderos músicos, actores, autores, dedicando todo el esfuerzo y energía que se requirió y a pesar de grandes obstáculos, como la quiebra de su familia. 

Y luego llegó el verdadero gran reto: no rendirse al primer fracaso, sino seguir trabajando por su sueño. E incluso cuando llegaron a ser mundialmente conocidos, no bajaron la guardia. Hasta ahora, la pasión y el esfuerzo han sido las constantes de este trío, tanto juntos como por su cuenta. 

En conclusión, la montaña rusa que ha sido la trayectoria de los Jonas Brothers enseña a los emprendedores a luchar por lo que quieren sin parar ante ningún fracaso; a esperar tanto momentos muy buenos como muy malos; a ser auténticos y honestos con lo que ofrecen a sus clientes; y a entender que si no les apasiona lo que hacen o no están dispuestos a darlo todo para conseguir lo que buscan simplemente es mejor tomar otro camino. 

Actualmente Kevin, Joe y Nick, juntos, suman un patrimonio neto de 75 millones de dólares (mdd), mientras que la fortuna de cada uno se estima en un valor neto de 25 mdd, de acuerdo con datos del sitio Celebrity Net Worth.

Conoce 6 lecciones de emprendimiento que nos deja Star Wars aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre