Un exoplaneta con agua y otras maravillas que encontró James Webb