La mexicana que vivió la experiencia de habitar en Marte