La ingeniera química que “fue rebelde” y rompe estereotipos