La Web3, ¿estamos listos para la siguiente fase de internet?