La invención de un niño mexicano que la ‘rompió’ en el CES