Elizabeth Holmes dijo que no mintió a los inversionistas; ella creía en la tecnología