Nuevas MacBook: la promesa de Apple de un chip más poderoso