Esto sienten los animales marinos antes de llegar a tu plato