¿Ya estamos acostumbrados a la Covid-19?