El reto mental de los atletas para competir sin público en Tokio 2020